iso

Las fotografías de gran calidad son un asunto que se ha llevado desde las manos más profesionales hasta los usuarios comunes en los últimos años. La avanzada de las cámaras digitales con excelentes sensores y grandes prestaciones para capturar fotos de calidad ha sido enorme. En ese sentido, desde los mismos equipos fotográficos, hasta los smartphones han estado trabajando para incorporar la mejor experiencia de este tipo. Con todo el tiempo que llevamos siendo usuarios de estas tecnologías, hemos conocido algunos términos a fin de conseguir la mejor imagen. Uno de ellos es el ISO, un valor configurable y referente a la capacidad del sensor para capturar luz.

El ISO es un valor muy importante a la hora de captar imágenes y tomando en cuenta su flexibilidad de configuración, podríamos ajustarlo según nuestras necesidades para obtener los resultados que buscamos. En ese sentido, hoy te mostraremos los distintos rangos ISO y su utilidad.

ISO

ISO por defecto

La configuración ISO por defecto es el valor de fábrica que incorpora el software de la cámara para regular la captura de luz a través del sensor. Generalmente este valor predeterminado se encuentra en 100, aunque esto no implica que sea el rango más bajo. El caso con el ISO predeterminado se basa en que si obtienes una buena calidad de fotos sin realizar cambios, entonces ese es justo el valor que necesitas.

ISO 200-800

En estos momentos las cámaras que se encuentran en el mercado tienen la posibilidad de captar excelentes imágenes configurando el ISO entre 200 y 800, sin afectar la calidad. Estos valores de ISO son útiles cuando necesitamos mayor velocidad de obturación o quizás una menor apertura del lente. De modo que mover el valor ISO a un rango cercano a 800 podría ayudarte en estos casos.

ISO 800-3200

Aunque no se trata del rango más alto que puede alcanzar la configuración ISO, se trata del intervalo máximo que podrían alcanzar los sensores sin generar ruido y afectar la calidad de la imagen. De modo que si ameritas una mayor captura de luz desde el sensor, puedes llevar estos valores hasta un máximo de 3200 para no sufrir fallas de calidad de la fotografía. Este rango de ISO funciona si estás trabajando en sitios oscuros o sacando fotos de noche.

ISO + 6400

Con valores superiores a 3200 empezaremos a notar un incremento importante del ruido, sin embargo, en espacios muy oscuros este factor continuará sin importar el ISO. De modo que para obtener la mayor cantidad de luz posible podríamos llevar este valor a los 6400 sin problemas. En otros contextos, los profesionales suelen tomar varias fotografías con el ISO en este rango y luego las superponen una sobre otras para obtener la mejor calidad.

Más en TekCrispy