A raíz de la pérdida de alrededor de 660 bitcoin por casos penales de carácter civil y administrativo, el Cuerpo de Alguaciles de los Estados Unidos, mejor conocida como la US Marshals, ha anunciado la subasta de $ 4.3 millones en bitcoin. La misma se encuentra programada para comenzar el 5 de noviembre del año en curso.

El procedimiento para participar en la subasta requiere que los postores verifiquen su identificación en la agencia, y posteriormente, depositen el monto de $200,000, todo esto antes del 31 de octubre, que es la fecha tope pautada para el registro. Una vez que estos hayan emitido su oferta, no podrán cambiarla ni podrán ver las de otros licitantes.

De acuerdo a lo anunciado, el evento estará conformado en dos partes con 6 bloques de 100 bitcoin cada uno, y un bloque con 60 bitcoin. Como dijimos al principio, la agencia indicó que entre los activos a subastar se encuentran bitcoins perdidos en casos muy recientes. Entre ellos, el más representativo es el de la demanda que hizo el gobierno de los Estados Unidos contra los comerciantes de dicha criptomoneda, Theresa Tetley y Thomas Mario Costanzo, ambos sentenciados a prisión por el cargo de lavado de dinero.

Los reportes de dicho caso revelan que el gobierno de Estados Unidos decomisó como mínimo 120 bitcoins, de los cuales 40 eran de Tetley y 80 de Constanzo. Pero a pesar de ello, la agencia no ha anunciado aún cuántos de estos activos criptográficos estarán habilitados para la próxima venta.

No es la primera vez que dicha organización subasta activos confiscados en casos penales anteriores relacionados con el sector de la criptografía. Esta se presenta meses después de la US Marshals vendiera 2100 y 3600 bitcoins en los meses de marzo y enero respectivamente. En aquel momento, dichos montos acumularían alrededor de $ 50 millones.