Con el objetivo de sustituir el consumo de cigarrillos, muchas personas han adoptado los cigarrillos electrónicos. Esta modalidad consta de un sistema de inhalación electrónico que simula el consumo de tabaco; al respecto, muchas personas creen que se trata de una opción más saludable.

Sin embargo, se ha demostrado que los cigarrillos electrónicos están relacionados a las mismas consecuencias negativas que los tradicionales cigarrillos de tabaco; en esta misma línea, siguiendo los resultados de un estudio reciente, los cigarrillos electrónicos afectan de forma negativa el proceso de cicatrización, ocasionando daños similares a los producidos por el cigarrillo.

¿Los cigarrillos electrónicos son más saludables que los cigarrillos convencionales?

Nadie puede dudar que el tabaquismo produce efectos perjudiciales para la salud; uno de ellos es retrasar el tiempo de cicatrización de las heridas en la piel; por ello, cuando una persona tiene que afrontar una cirugía, los médicos recomiendan que cesen el consumo de nicotina varios meses antes.

En este sentido, los cigarrillos electrónicos se nos han presentado como un sustituto saludable de los cigarrillos tradicionales; por tanto, en los últimos tiempos han gozado de una marcada popularidad. Sin embargo, diversas investigaciones han demostrado que los cigarrillos electrónicos están asociados prácticamente a las mismas consecuencias que los cigarrillos.

En este caso, un equipo de investigadores demostró que los cigarrillos electrónicos afectan la cicatrización de la piel, tal como lo hacen los cigarrillos de nicotina. Para llegar a esta conclusión, analizaron el proceso de cicatrización ante tres situaciones: cuando hay consumo de cigarrillos tradicionales, ante el consumo de cigarrillos electrónicos y en ausencia de consumo de cigarrillos.

De esta manera, los investigadores examinaron los niveles séricos de cotinina, un biomarcador del consumo de nicotina. La idea era que los sujetos expuestos al humo de tabaco, bien sea a partir de cigarrillos convencionales o cigarrillos electrónicos, fuesen equivalentes en relación a los niveles de nicotina. Posteriormente, se desarrollaron colgajos de piel que se injertaron en los sujetos experimentales y se monitoreó el proceso de cicatrización.

Los cigarrillos electrónicos también afectan el proceso de cicatrización

Dos semanas después de este procedimiento, se observó que la tasa de muerte en los tejidos insertados en los modelos expuestos a la nicotina, se había incrementado significativamente. Vale acotar que esto fue así, tanto para el grupo que consumió cigarrillos tradicionales como para el grupo de los cigarrillos electrónicos.

Tal como se demostró, los cigarrillos electrónicos conllevan los mismos efectos perjudiciales en torno al proceso de cicatrización de la piel que los cigarrillos convencionales; en pocas palabras, es posible afirmar que ambas modalidades de consumo de nicotina se relacionan a daños similares en el organismo. En resumen, tras el experimento, se observó que el uso de cualquier tipo de cigarrillos aumentó la tasa de muerte de los tejidos, retrasando el proceso de cicatrización.

Por tanto, los investigadores concluyen que los cigarrillos electrónicos no representan una alternativa saludable a los cigarrillos convencionales, ya que potencialmente tienen la capacidad de producir los mismos efectos nocivos. En este caso, las personas deben ser conscientes de los daños asociados a la conducta de fumar, de forma que puedan tomar decisiones responsables en torno a su salud.

Referencia: Association of Electronic Cigarette Vaping and Cigarette Smoking With Decreased Random Flap Viability in Rats, (2018). https://doi.org/10.1001/jamafacial.2018.1179

Más en TekCrispy