La aprobación de la Ley de Activos Financieros Virtuales (VFA) ha supuesto nuevos requerimientos para poder ejercer el cargo de “agente criptográfico”. Desde entonces, es obligatorio que los interesados en trabajar como tales deben presentar, de manera obligatoria, una prueba de certificación como agente criptográfico, así como tomar un curso de capacitación para ello.

Entendemos como “agentes” a todos aquellos profesionales de las áreas de leyes y contaduría (abogados, auditores, contadores) que deseen entablar relaciones con los desarrolladores de las Ofertas Iniciales de Monedas (ICOs) y otros desarrolladores de criptomonedas, y la Autoridad de Servicios Financieros de Malta, conocida por sus siglas MFSA.

De acuerdo a la información suministrada por el diario Times of Malta, hoy 18 de octubre, el examen fue tomado por 250 personas, de las cuales alrededor de dos tercios reprobó. Este incluía una serie de preguntas de selección múltiples, y a pesar de los intentos de las autoridades por facilitar el esquema de calificación, el porcentaje de los que lograron aprobarlo fue excesivamente bajo, de 39%.

A raíz de dichos resultados, muchos de los aspirantes sintieron frustradas sus expectativas con respecto al cargo en cuestión, pero a pesar de ello, el Instituto de Profesionales de Servicios Financieros, ente coordinador del examen, no ha emitido aún comentario alguno por los resultados obtenidos.

Es importante destacar que este examen no solo es válido para individuales, sino que también como certificación para todas aquellas empresas que deseen brindar servicios como agentes criptográficos, asesoramiento de inversiones y gestión de wallets. Se trata de un requisito esencial con el que debe cumplir cualquier ICO que comercialice tokens en la isla.

A propósito de ello, Malta ha sido catalogada como la “Isla de la criptografía”, a raíz de las diferentes medidas tomadas para promover, proteger y regular el uso de las criptomonedas en su territorio. Entre ellas, tenemos la ley VFA, que fue aprobada en julio del año en curso, en conjunto con la Autoridad de Innovación Digital Ley y la Ley de Servicios y Arreglos Tecnológicos Innovadores; ambas conforman un sólido y robusto marco regulatorio en dicho sector.

Más en TekCrispy