Chile Exchanges Crypto Bitcoin

Los resultados del índice de Conocimiento Financiero llevado a cabo en Chile revelaron que tan sólo el 39% de sus ciudadanos han escuchado alguna vez sobre criptomonedas, de acuerdo con el estudio publicado el martes por el Depósito Central de Valores (DCV) chileno.

Cadem, la empresa de consultoría que llevó a cabo la investigación en nombre del DCV, entrevistó casi 1,000 ciudadanos de ambos sexos en 15 capitales regionales. Así, el cuestionario incluía una sección referente al conocimiento sobre criptomonedas.

De acuerdo con la publicación, los hombres chilenos conocen más acerca de las criptomonedas, particularmente el Bitcoin (BTC); con 51% de ellos comentando que habrían escuchado alguna vez de monedas digitales. En relación con las mujeres, tan sólo el 27% de ellas sabría de su existencia.

Por otra parte, los chilenos más jóvenes (de entre 18 y 34 años de edad), tendieron a saber más acerca de criptomonedas que sus contrapartes más ancianas. En relación con la posición económica, la clase media alta con ingresos mayores tuvo más conocimiento de divisas descentralizadas (alrededor del 75% de ellos aseguró conocerlas), seguidas por la clase media y clase media baja (58 y 36% respectivamente).

En relación con el conocimiento en general, los chilenos mostraron un nivel de conocimiento relativamente menor en el área financiera. Las criptomonedas se posicionaron de último en la lista de términos frecuentes que los ciudadanos aseguraron saber, mientras que Ministerio de Finanzas, compañías de seguros y bancos se encontraron entre los términos más familiares.

De acuerdo con el servicio de estadística de BTC Coin Dance, Chile cuenta con un volumen de trading de BTC bastante bajo en comparación con otros países de Sudamérica, con menos de 60 BTC intercambiándose de manos a la semana.

Por otra parte, el país se habría envuelto en un embrollo legal cuando los bancos más importantes de la nación cerraron las cuentas de las casas de cambio de criptomonedas CryptoMarket (CryptoMKT), Orionx y BUDA, a lo que, tras apelaciones en la corte, se vieron obligados a reabrir sus cuentas.