De acuerdo a diversas investigaciones, desde las últimas seis décadas, la fertilidad masculina se ha ido viniendo a pico; en este sentido, se ha encontrado que los hombres producen cada vez menos espermatozoides y, al mismo tiempo, la movilidad de estos ha ido disminuyendo.

Estos efectos han mostrado una tendencia durante varias décadas y cada vez se registra una disminución aún más marcada; como veremos a continuación, ante esto, los investigadores debaten sobre las causas, argumentando que puede deberse a cambios ambientales, agentes químicos o estilos de vida poco saludables.

Los hombres producen cada vez menos espermatozoides y de peor calidad

Con el pasar de los años, la cantidad de espermatozoides ha ido disminuyendo y la movilidad de cada uno de ellos ha empeorado; esto afecta, principalmente, a hombres provenientes de Europa y América. De acuerdo a un estudio reciente, en el que participaron 120.000 hombres infértiles, se encontró que en total, el conteo de espermatozoides un nivel bajo.

Aún más, estos datos reflejan una disminución en el conteo de espermatozoides del 85 al 79% desde el 2002 hasta el 2017. Por su parte, el porcentaje de hombres cuyo conteo de espermatozoides móviles era inferior a la media aumentó del 9% al más del 11,5%.

En otro estudio, se compraron más de 124.000 muestras procedentes de 2.600 donantes de esperma con edades comprendidas entre los 19 y los 38 años, encontrándose que el conteo total de espermatozoides, la concentración del esperma y la movilidad de los espermatozoides han ido disminuyendo progresivamente desde el 2007 hasta el 2017.

En síntesis, las investigaciones evidencian que los hombres se están haciendo cada vez más infértiles en consideración a niveles cada vez menores de espermatozoides viables y una reducción significativa de la movilidad de estos.

Estilo de vida, agentes químicos y cambios endocrinos

Las causas del fenómeno aún no están claras para los investigadores; en torno a esto, se manejan tres posibilidades: el estilo de vida en la actualidad, cambios endocrinos, la contaminación ambiental y la exposición a agentes químicos.

Estilo de vida y cambios endocrinos

En cuanto al estilo de vida, algunos expertos alegan que el sedentarismo puede estar desmejorando la calidad del esperma de los hombres; en este caso, el estrés, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la mala alimentación y la falta de ejercicio físico, serían los responsables del fenómeno.

Por su parte, otros investigadores sugieren que pueden haber cambios endocrinos que explican este fenómeno; al respecto, se plantea que esto puede estar relacionado a la exposición de agentes estrogénicos ambientales durante etapas tempranas de desarrollo, tanto en el embarazo como en la infancia.

Específicamente, se propone que el uso de medicamentos como el dietilestilbestrol, un fármaco sintético compuesto por estrógeno puede estar relacionado con este problema; este medicamento solía recetarse durante el embarazo en los sesenta para prevenir abortos.

Agentes químicos y contaminación ambiental

Por otro lado, los investigadores echan mano del aumento de la exposición a productos químicos y contaminantes que se ha observado desde principios del siglo XIX. En este sentido, la exposición a productos químicos empleados para la producción de plástico, tales como el bisfenol A o los ftalatos, pudo haber alterado el funcionamiento endocrino de los hombres.

De esta manera, estos compuestos, al ingresar al organismo masculino, tienen la capacidad de disminuir la producción de testosterona, lo que se traduce en una menor producción de espermatozoides. Adicionalmente, estos químicos cambian la expresión genética, lo que significa que los resultados de la exposición a estos son hereditarios.

En resumen, la fertilidad de los hombres ha ido disminuyendo a lo largo de los años; esto se observa a partir de conteos cada vez más bajo de espermatozoides, además de la reducción de la calidad y movilidad de esto. Al respecto, todo parece indicar que la exposición a elementos químicos y contaminantes, cambios endocrinos y estilos de vida poco saludables -o una combinación de estos tres factores- pueden ser las causas que explican el fenómeno.

Finalmente, si bien aún no hay consenso respecto a este tema, queda claro que se trata de una situación preocupante. Por lo tanto, los expertos sugieren continuar las investigaciones a fin de determinar con celeridad las causas de este fenómeno, además de desarrollar estrategias que permitan prevenir y remediar la situación.

Referencias:

  1. Andrology: Statistical modelling reveals demography and time are the main contributing factors in global sperm count changes between 1938 and 1996. https://doi.org/10.1093/oxfordjournals.humrep.a019184
  2. Declining Worldwide Sperm Counts: Disproving a Myth. https://doi.org/10.1016/j.ucl.2008.01.001
  3. Declining sperm counts in the united states? A critical review. https://doi.org/10.1016/S0022-5347(01)61923-2

Más en TekCrispy