La compañía Lexar presentó hoy una nueva línea de dispositivos flash USB 3.0 cuya principal novedad es incorporar un lector de huellas dactilares. Además, cuenta con alta velocidad para la transmisión de datos y un enfoque aceptable en materia de seguridad. Su nombre es Lexar JumpDrive Fingerprint F35, y la compañía ha dicho que su uso puede darse de forma aceptable en el sector comercial y a nivel individual.

En el comunicado de prensa de Lexar anunciando el dispositivo, la firma asegura que este lanzamiento forma parte de la expansión de su línea de unidades USB JumpDrive Fingerprint. Con respecto a las opciones de almacenamiento, la compañía reveló que sus nuevas unidades flash USB 3.0 contarán con capacidad de 32 GB a 256 GB, y estarán potenciadas por velocidades de hasta 150 MB/s.  En este sentido, la unidad de 32 GB ya está disponible en pre-venta a través de Amazon.

El anuncio revela que se trata de un dispositivo ideal para profesionales del sector corporativo, así como también para fotógrafos que necesitan proteger sus archivos de la mejor manera. Joel Boquiren, Director de Marketing Global de Lexar, afirmó:

El F35 combina el almacenamiento de datos confiable y seguro con tecnología biométrica para evitar el acceso no autorizado a sus archivos, lo que agrega una capa adicional de seguridad para su unidad mediante el uso de la autenticación de huellas digitales.

La compañía informó que el lector de huellas dactilares de estos dispositivos puede ser utilizado hasta con 10 huellas distintas que podrán desbloquear la unidad en poco menos de 1 segundo. Para ello, Lexar habilitó el cifrado AES de 256 bits y utilizará plug-and-play. Todas las unidades serán compatibles con Mac y PC.

Esta máquina podría archivar datos digitales a largo plazo a través de tecnología de almacenamiento de ADN

La versión de 32 GB tiene un costo de US$ 33, y las versiones de 64 GB, 128 GB y 256 GB tendrán un costo por unidad de US$ 50, US$ 90 y US$ 170 respectivamente.

Más en TekCrispy