A propósito de los grandes cambios que están dispuestos a asumir las grandes compañías con tal de ir a la par con los avances tecnológicos de nuestra época. Las empresas de mensajería no se han quedado atrás, y un vivo ejemplo de ello es Kakao, el gigante surcoreano, líder en el continente asiático. Ground X es el encargado de desarrollar la cadena de bloques para dicha empresa, conocida como Klatyn, y recientemente han dado a conocer que lanzarán una red de prueba de la misma.

Ground X ha informado que esta blockchain involucra un mecanismo híbrido que permite un intervalo de propagación de bloques de hasta 1500 transacciones por segundo. Suena bastante bien, pero hasta el momento, por tratarse de una prueba, solo se encuentra disponible para 10 socios invitados. Su whitepaper expone mucha información sobre el proyecto.

Como dijimos ya, Ground X ha expuesto varios detalles sobre su funcionamiento en su documento técnico, planteando precisamente la idea de cumplir con los estatutos de las aplicaciones descentralizadas (DApps), como es común en el criptomundo.

Los nodos guardianes (RN) descargan bloques recién creados de los CN y se comunican periódicamente entre ellos mientras almacenan una copia local de la cadena de bloques. Validan los nuevos bloques elegidos por los CN y comprueban que los CN nunca se equivoquen en el contenido de una altura de bloque dada. Cualquiera puede unirse a la red como RN”.

Tenemos entonces que la cadena de bloques Klatyn combina las bases de los nodos de consenso (CN) y los nodos ranger, o nodos guardianas (RN), con lo cual buscan brindar altos niveles de estabilidad y, más aún, transparencia.

Por otro lado, Kakao Corp ha decidido incentivar la participación y atraer nuevos usuarios a su plataforma, por lo que distribuirá 10 millones del tokens KLAY a ambos tipos de los nodos mencionados de acuerdo a su contribución a la red. Aunque debemos acotar que aún no está claro el criterio de distribución de los mismos. Además, se maneja la posibilidad de que la cantidad de estos se incremente anualmente como recompensar por bloques generados.

De no surgir mayores complicaciones durante la prueba, se espera que los usuarios puedan empezar a hacer uso de la cadena de bloques durante el primer trimestre del año entrante. Con ello, tenemos que Kakao es la última de las compañías líderes de mensajería en incluir esta tecnología en su funcionamiento, de la mano con Line que también ha lanzado su propio token que ya compite con Bitcoin y Ethereum.