Un joven ruso de 21 años de la ciudad siberiana de Kurgan se enfrenta a cargos criminales por haber minado Bitcoins (BTC) de forma ilegal utilizando servidores del gobierno, de acuerdo con el portal ruso Ura.Ru, citando a la oficina regional del Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB).

Tras realizar una investigación, el estado descubrió que el sujeto habría hackeado los servidores de la administración pública en 3 zonas de Rusia. Esta brecha fue descubierta cuando la División de Seguridad Interna de la ciudad de Yaroslavl notó el intento del intruso de hackear sus equipos.

El supuesto hacker fue cargado posteriormente con uso deliberado del software para neutralizar la defensa de la red de una computadora “por interés propio.” Bajo esta ofensa, podría enfrentarse hasta 5 años de cárcel, de ser encontrado culpable.

Es importante señalar que, en la mayoría de los casos, la minería en sí no es la ofensa criminal por la que los acusados se enfrentan a cargos. Por el contrario, por lo general se ven acusados de utilizar de forma ilícita o robar energía utilizada para llevar a cabo estas operaciones.

Por ejemplo, en Corea del Sur, la policía local arrestó a varios mineros de criptomonedas que habían rentado una fábrica y varias granjas de pollos para recibir energía eléctrica a tarifas mucho más bajas.

En otra oportunidad, las autoridades locales de Nueva York solicitaron a los mineros que detuvieran sus operaciones debido a las numerosas quejas que recibían de parte de los ciudadanos por su uso excesivo de energía de bajo costo.

Más recientemente, un hombre chino fue sentenciado a 3 años y medio de prisión por robar electricidad de una estación de tren para dar energía a sus instalaciones de minería de Bitcoin. Además de esto, se enfrentó a una multa de 100,000 yuan, alrededor de US$ 14,500.