Como parte de su plan para llevar todas las transacciones al mundo digital, un departamento del gobierno de New South Wales (NSW) de Australia busca utilizar la tecnología blockchain.

El estado de New South Wales habría ordenado la digitalización de todas las transacciones de bienes raíces iniciando el primero de julio de 2019. En este sentido, el NSW Land Registry Services, el operador de títulos de propiedades y operaciones de registro en el estado, lanzará una prueba de proof-of-concept (PoC) para determinar si la blockchain es la mejor forma de hacer esto, de acuerdo con CIO, un medio local.

En relación con los tecnicismos de esta iniciativa, la agencia se aliará con Chromaway, una compañía sueca que llevará a cabo la PoC en su plataforma blockchain y que espera se complete para principios del próximo año.

Actualmente, de acuerdo con el reporte, todas las transacciones de propiedades se registran de forma manual y quedan escritas en registros públicos. Una vez se complete el proceso de digitalización, ya eso no será necesario y los contratos en papel carecerán de validez.

Si el PoC resulta ser exitoso, toda la información del NSW terminará registrada utilizando la tecnología de código abierto de ChromaWay, a pesar de que sería necesaria la colaboración y aprobación de los entes reguladores previamente.

En relación con el potencial de la tecnología blockchain de reemplazar los procesos en papel, ChromaWay anunció en el artículo que, mediante el uso de sistemas blockchain, la información se mantiene “Segura e inmutable sin dejar de ser accesible.”

“Esto proveerá una forma más comprensiva y completa de ver los derechos de propiedades, restricciones y responsabilidades, además de ayudar a la toma de decisiones para el sector gubernamental y de bienes raíces, evitando la duplicación de datos y fomentando la transparencia,” continuaron.

Por otra parte, el gobierno de NSW estaría buscando utilizar la tecnología blockchain en más áreas de aplicación. El mes pasado, anunciaron un programa de digitalización para portadores de licencias en el estado que se lanzaría públicamente en 2019.