La lucha de los fabricantes de impresoras, para que sus usuarios utilicen únicamente sus productos, ha pasado de ser una simple concientización hasta una obligación a no utilizar cartuchos de descuento y alternativas recargables.

Es por ello que, los principales proveedores de impresoras se vieron en la obligación de colocar todo tipo de demandas de derechos de autor y patentes en contra de estas empresas.

Como estas medidas no hicieron que este mercado disminuyera, las firmas han optado por introducir fechas de vencimiento en los cartuchos hasta DRM y como última medida y tal vez la más popular, decidieron introducir una actualización de firmware que bloquea el uso de cartuchos no oficiales en las impresoras.

Esta última, luego de actualizar mostraba un mensaje que alertaba que los cartuchos ya no podrían utilizarse. Advertencia que hacía luego de que determinaba que los cartuchos no eran originales de empresa, sino genéricos.

En este sentido, en el 2016 la empresa HP lanzó una “actualización de seguridad”, que le acarreo fuertes críticas, tanto así que tuvo que pedir disculpas y dejar que se utilizaran cartuchos compatibles.

Sin embargo, Epson parece seguir el mismo ejemplo de HP, pues a finales del 2016 y principio del 2017, ha incluido esta actualización en sus impresoras.

Esta situación ha llevado a que la Electronic Frontier Foundation (EFF) levantara una queja oficial en contra de esta empresa, en la oficina del Fiscal General de Texas, EE.UU.

Según menciona la fundación, este tipo de actualizaciones son engañosas y restringen a los usuarios de las alternativas más económicas presentadas, por lo general por cartuchos recargables de terceros o sistemas de tinta continua.

Para la EFF, estas actualizaciones están “diseñadas para degradar las impresoras de modo que solo pudieran funcionar con los costosos sistemas de tinta de Epson” y prometen brindar mejoras a las empresas cuando solamente están disfrazadas de actualizaciones, por lo que EFF ha alertado a la oficina del Fiscal General de Texas sobre las múltiples violaciones de los estatutos de Texas que esta actualización de Epson puede violar.

Más en TekCrispy