La inminente salida del Reino Unido de la Unión Europeo podría suponer una serie de cambios que distan mucho del objetivo principal de esta organización de países, que era evitar otra guerra entre países hermanos. Sin embargo, ante el inminente Brexit, es necesario tomar medidas que puedan garantizar la continuidad de las relaciones comerciales desde diferentes ámbitos.

En este caso, hacemos mención del ámbito de las criptomonedas. Tenemos la famosa plataforma de intercambio, Coinbase, cuya sede principal se encuentra establecida en San Francisco, Estados Unidos. De acuerdo a un comunicado emitido el 15 de octubre del año en curso, informaron que han abierto una nueva oficina en Dublin, Irlanda.

De acuerdo a este anuncio, el objetivo principal de esta medida es que el equipo que la integre se encargue de todo lo referente a los negocios. Sin embargo, han destacado un punto más importante, y es que esta oficina en Dublin será parte del plan de contingencia en caso de la separación de Reino Unido de la Unión Europea.

Con respecto a ello, Zeeshan Feroz, el CEO de Coinbase en el Reino Unido, comentó al portal El Guardián que la creación de esta nueva oficina no solo busca capitalizar los talentos irlandeses, sino que:

 “También es un plan B para Brexit. Como planificamos todas las eventualidades, es importante que continuemos prestando servicios a nuestros clientes en toda Europa, e Irlanda sería nuestra opción preferida si se trata de ello”.

Esto quiere decir que, en caso de que el Brexit se dé, las operaciones de intercambio de criptomonedas con monedas fiduciarias no se detengan. De modo que la oficina en Dublin, Irlanda podrá atender a toda la clientela de la Unión Europea si fuese necesario.

Aunado a ello, podemos mencionar que el gobierno británico ha recibido numerosas sugerencias para implementar con mayor alcance la tecnología blokchain en el país. Es sabido por muchos que Irlanda es uno de los países más idóneos para el comercio, a raíz de sus bajos impuestos corporativos. De hecho, posee la IDA Irlanda, una ente gubernamental que tiene como responsabilidad atraer la inversión extranjera directa. Esta misma ha generado iniciativas para la promoción de la implementación de la tecnología blockchain y la inversión en la misma.

Aunque suene descabellado para muchos, el Brexit podría generar grandes cambios positivos para la inclusión de nuevas tecnologías en la economía de la Unión Europea. Un estudio realizado por la consultora Reply indicó la principal utilidad y ventaja de la cadena de bloques en el comercio es la posibilidad de llevar un registró sólido y hermético de la mercancía que se negocie.