Los amantes de la lectura tienen bien claro que los libros representan puertas de acceso a nuevos mundos e increíbles experiencias; al respecto, muchas investigaciones han demostrado cómo la lectura frecuente aumenta las habilidades intelectuales de las personas, tales como el pensamiento crítico y la creatividad.

Por tanto, no sorprenden los resultados de una investigación reciente que indica que crecer rodeado de libros hace que las personas desarrollen una serie de habilidades para la vida de suma importancia; esto, en independencia del grado académico que se logre alcanzar.

La exposición temprana a la lectura favorece el desarrollo de competencias

La lectura es de suma importancia para el desarrollo de múltiples habilidades.

La investigación estuvo a cargo de Joanna Sikora, una Socióloga de la Universidad Nacional de Australia; en líneas generales, su objetivo era determinar cómo la exposición temprana a una diversidad de libros influye sobre el desarrollo de ciertas habilidades. Para ello, se tomaron en cuenta los datos de una encuesta del Programa para la Evaluación Internacional de Competencias de los Adultos; en esta base de datos se recopila información sobre las habilidades para la vida de personas adultas provenientes de 31 países.

Adicionalmente, más de 160.000 personas con edades comprendidas entre los 25 y los 65 años, completaron un cuestionario en el que se les solicitaba una estimación de la cantidad de libros que tenían en sus casas durante su adolescencia; además, fueron evaluados tres elementos particulares, su nivel de alfabetización, sus habilidades aritméticas y las destrezas en torno al uso de tecnologías de comunicación de la información.

De esta manera se encontró que, en promedio, la cantidad de libros que tenían las personas era de 115 por cada una; sin embargo, esto variaba según la nación de procedencia. Así, mientras Noruega, Suecia y la República Checa destacaron con más de 200 libros, Chile, Singapur y Turquía tenían un promedio inferior a 60.

Aún así, se observó que, en independencia del país de origen, en la medida en la que los jóvenes están expuestos a una mayor cantidad de libros, adquirían mejores competencias útiles durante la adultez.

Una mayor cantidad de libros se traduce en mejores habilidades para la vida

Es importante garantizarle a los niños el acceso a la mayor cantidad de libros posible.

La habilidad más importante relacionada con la lectura fue el nivel de alfabetización; esto fue seguido por las habilidades aritméticas y las destrezas en torno al uso de tecnologías de comunicación de la información. En particular, se observó que aquellas personas que crecieron con una biblioteca igual o mayor a 80 libros, puntuaban mejor en las mencionadas habilidades que el resto.

Aún más, este efecto se hizo más pronunciado a medida que se incrementaba la cantidad de libros en el hogar. Por su parte, se encontró un tope de 350 libros, a partir de lo que los puntajes se estabilizaban.

De hecho, se descubrió que las personas con grados académicos de bajo nivel que habían crecido rodeadas de libros, podían mostrar mejores habilidades que aquellos con grandes títulos académicos pero que habían estado poco expuestos a una gran biblioteca durante su crecimiento.

Teniendo esto en cuenta, los investigadores concluyen que la exposición temprana a una cantidad y variedad de libros cobra especial importancia a la hora de adquirir ciertas competencias que mejoran el desempeño de las personas. Por tanto, la recomendación es fomentar el hábito de la lectura en los jóvenes y permitirles acceder a cuántos libros deseen; esto puede traer importantes beneficios que se traducirán en mejores habilidades para la vida durante la adultez.

Referencia: Scholarly culture: How books in adolescence enhance adult literacy, numeracy and technology skills in 31 societies, (2018). https://doi.org/10.1016/j.ssresearch.2018.10.003

Más en TekCrispy