El sector médico ha sido uno de los más beneficiados por la adopción de la impresión en 3D, pues más allá de que las soluciones basadas en esta tecnología no hayan sido desplegadas aún a escala global, diversas investigaciones han demostrado su potencial para solucionar problemas cotidianos de salud.

Anteriormente, hemos podido ver bioprótesis creadas a partir de impresión en 3D para restaurar la función ovárica, o incluso cómo esta tecnología podría ayudar a los científicos a producir medicamentos. Ahora, una startup con sede en España, llamada Fiixit, ha presentado un proyecto que consiste en la creación de férulas con impresoras 3D, a un costo bastante competitivo en el mercado y con un diseño innovador.

Según la startup, el trabajo realizado por sus férulas es básicamente el mismo de las férulas convencionales, con la abrumadora diferencia de que elimina la incomodidad del yeso, e incluso se pueden mojar y enfrentarse a cualquier entorno debido a que están compuestas por un polímero (ácido poliláctico), cuya composición lo hace similar al plástico pero en versión biodegradable.

Raquel Serrano, cofundadora de Fiixit, quien también estuvo a cargo del equipo de diseño de las férulas, asegura que el polímero para fabricar este material es obtenido a partir de la caña de azúcar, y es un material muy utilizado en la impresión en 3D.

Para que las férulas sean diseñadas a la medida de la parte del cuerpo donde será colocada, los ingenieros de Fiixit utilizan un escáner en 3D que revela la forma en que debe ser creada la pieza. Una de las ventajas para los pacientes y proveedores de salud es que las férulas se envían directamente a cualquier lugar de España por medio de servicios de mensajería.

Por su parte, Serrano informó que sus férulas pueden ser combinadas con parches de recuperación que funcionan por electroestimulación. Sin embargo, la startup no se encarga de ofrecer el parche, ya que el médico es quien en definitiva decide cuál tratamiento será el más conveniente para el paciente.

Más en TekCrispy