A finales de septiembre, Facebook publicó un comunicado donde reveló que hackers desconocidos podrían haber accedido a los datos de 50 millones de perfiles de la red social. En ese momento, Guy Rosen, vicepresidente de gestión de productos de la compañía, dijo que se detectó un fallo de seguridad en el código de la aplicación que permitió a los hackers tener acceso a un ‘token digital’ para iniciar sesión en las cuentas de los usuarios.

Ahora, la compañía de Mark Zuckerberg ha publicado un nuevo anuncio, esta vez con más detalles sobre el alcance del ataque, revelando que la cifra inicial de 50 millones de usuarios afectados bajó a 30 millones. En realidad, no es una buena noticia, porque más allá de que el número inicial de usuarios se redujo, 29 de esos 30 millones de usuarios fueron víctima de robo de datos.

Entre los datos robados se incluyen nombres, números de teléfono y correos electrónicos. Asimismo, los hackers tuvieron acceso a información privada de 14 millones de ese total de usuarios, incluyendo género, ubicación, idioma, estado sentimental, religión y ciudad de nacimiento. En su primera publicación sobre el incidente, Facebook había dicho que no sabía si se había accedido a datos privados.

Por su parte, se conoció que el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) está investigando el incidente, y Facebook ha enfatizado que debido a dicha experticia no tiene permitido revelar quién podría estar detrás de este ataque. Con los recientes escándalos de privacidad de Facebook, el temor en EE.UU radica en que estos datos puedan ser utilizados para influir con anuncios en la red social para favorecer candidatos políticos antes de las elecciones de mitad de período de este año.

Posterior al anuncio, Facebook conversó con la prensa durante una conferencia sobre el incidente, donde no reveló detalles diferentes a los del comunicado, y afirmó que no puede revelar los países en los que los usuarios se vieron afectados por el ataque.

Más en TekCrispy