Para el año de 2014, tan solo en Estados Unidos, se realizaron 156.000 cirugías de válvula cardíaca; este procedimiento quirúrgico se corresponde con una cirugía a corazón abierto. Adicionalmente, se ha demostrado que, en la mayoría de los casos, las personas que requieren de este tipo de cirugías tienen 65 años de edad o más.

No obstante, a pesar de la frecuencia con la que se realizan este tipo de procedimientos, se desconocen sus efectos sobre las habilidades cognitivas de los adultos mayores. Sobre este tema, según un estudio reciente, la cirugía a corazón abierto puede deteriorar, a corto plazo, la salud cognitiva de los ancianos.

No, ser multitarea no es un sinónimo de eficiencia

Cirugía a corazón abierto en adultos mayores

La aorta controla el flujo de sangre desde el corazón hacia el resto del organismo; cuando esta válvula no permite que la sangre salga del corazón adecuadamente, se conforma un cuadro llamado estenosis aórtica. Esta condición suele ser más frecuente en adultos de 65 años o más y es causal de una cirugía a corazón abierto, a fin de reparar los daños.

Dadas las cifras actuales de prevalencia de este trastorno, se estima que, para el 2050, aproximadamente 312.000 adultos mayores sufrirán de esta condición, por lo que requerirán de una cirugía para evitar consecuencias negativas. Por tanto, se hace necesario comprender los efectos de una cirugía a corazón abierto sobre las habilidades cognitivas de los adultos mayores.

Con este propósito, un equipo de investigadores llevó a cabo una revisión meta-analítica a fin de descubrir si este tipo de procedimientos quirúrgicos afectaba de alguna forma la cognición de los pacientes. Adicionalmente, se compararon los efectos asociados a dos tipos de procedimiento: la reparación de válvula mitral frente a la reparación aórtica.

De esta manera, los investigadores revisaron 12 estudios en los que se evaluó a los pacientes antes y después de la cirugía; en este caso, se tomaron en cuenta las habilidades de memoria, sus habilidades de pensamiento y su proceso de toma de decisiones.

La cirugía a corazón abierto se asocia a deterioro cognitivo momentáneo

Al llevar a cabo la revisión, se encontró que el primer mes luego de la cirugía a corazón abierto, los pacientes habían experimentado deterioro cognitivo; esto perduró hasta seis meses después del procedimiento quirúrgico, cuando las habilidades retornaron a la normalidad. Incluso, una parte de los pacientes encontraron pequeñas mejorías cognitivas luego de este periodo de tiempo.

Por su parte, se observó que la cirugía de reparación de válvula aórtica se relaciona con una mayor cantidad de problemas cognitivos que la cirugía de válvula mitral. Mientras que los pacientes que se sometieron a esta última experimentaron un deterioro leve, aquellos que afrontaron una cirugía de válvula aórtica mostraron un peor rendimiento en las habilidades cognitivas.

Creer que somos multitarea nos motiva a esforzarnos más

Sin embargo, es de hacer notar que los pacientes que experimentaron una cirugía de válvula aórtica eran, en promedio, casi 10 años mayores que los que fueron operados para reparar su válvula mitral. Esto pudiese explicar por qué el deterioro cognitivo fue más pronunciado en este grupo.

Por tanto, los investigadores concluyeron que las cirugías a corazón abierto implican riesgos a nivel cognitivo que pueden perdurar hasta seis meses después del procedimiento. La buena noticia es que, luego de este tiempo, las habilidades para pensar, recordar y tomar decisiones, vuelven a la normalidad.

Referencia: Cognitive Outcomes After Heart Valve Surgery: A Systematic Review and Meta‐Analysis, (2018). https://doi.org/10.1111/jgs.15601

Más en TekCrispy