Utilizando células madre y edición de genes, investigadores de la Academia de Ciencias de China han conseguido reproducir ratones con padres del mismo sexo, lo que muchos consideran como un acercamiento hacia el día en que dos mujeres o dos hombres podrían tener sus propios hijos biológicos.

Aunque la realidad de la paternidad biológica para las parejas del mismo sexo en los seres humanos todavía está muy lejos, el avance revela un camino hacia la fertilidad para los padres del mismo sexo y muestra a los científicos cómo superar los obstáculos genéticos que normalmente impiden que tal reproducción funcione.

Manipulación genética y técnicas de fertilización

Gracias a los métodos mejorados de manipulación genética y técnicas de fertilización, los investigadores chinos lograron procrear una casta de ratones nacidos de padres del mismo sexo. Algunos tenían dos madres biológicas, sin ADN paterno. Otros tenían dos padres biológicos, sin ADN materno.

Un ratón adulto sano nacido de dos madres, que se muestra con su propia descendencia

Aunque los ratones con dos padres machos sólo vivieron unos pocos días, los procreados de dos madres se desarrollaron con normalidad y tuvieron su propia descendencia.

Para concebir las crías de ratón de padres del mismo sexo, los investigadores eliminaron algunas de regiones genéticas impresas en células madre embrionarias (ESC), células que tienen sólo un conjunto de cromosomas, como las células de óvulos y espermatozoides.

Los científicos eliminaron tres regiones impresas del ADN de una ESC femenina y las inyectaron en el óvulo de una compañera para producir descendencia de dos madres. Los autores informaron que alrededor del 14 por ciento de las crías tuvieron un desarrollo comparable a ratones normales.

Menos éxito en machos

El proceso sólo con padres machos fue más complejo, ya que se inyecta esperma y ESC en una célula de óvulo y se transfieren embriones y material placentario a madres sustitutas.

En las pruebas realizadas se logró el nacimiento de doce crías, pero sólo sobrevivieron por un par de días. Sin embargo, los investigadores confían en que con más trabajo pueden producir descendientes de dos padres que sobrevivan hasta la edad adulta.

Las crías de ratón nacidos de dos padres sólo sobrevivieron un par de días.

Algunos reptiles, anfibios y peces pueden reproducirse con padres del mismo sexo, pero es un desafío para los mamíferos, incluso con la ayuda de la tecnología de fertilización; esto se debe a que ciertos genes maternos o paternos se desactivan durante el desarrollo de la línea germinal mediante un mecanismo llamado impronta genómica.

Los descendientes que no reciben material genético tanto de la madre como del padre pueden experimentar anormalidades del desarrollo o pueden no ser viables.

¿Aplica a humanos?, no por ahora

La técnica utilizada en el nuevo estudio no ayudará a las parejas humanas del mismo sexo a producir hijos biológicos en el corto plazo. La naturaleza integral de las manipulaciones involucradas descarta, al menos por ahora, cualquier intento de generar embriones humanos bimaternos.

El investigador Wei Li, afiliado al Laboratorio de Células Madre y Biología Reproductiva de la Academia China de Ciencias, y coautor del estudio, comentó al respecto:

“No podemos afirmar que esta técnica nunca se utilizará en humanos en el futuro. Pero por ahora, la respuesta es no.”

De hecho, aún no está claro si las mismas eliminaciones de ADN que superaron con éxito el obstáculo de la impronta genética en ratones, sea funcional en primates. Los autores indican que planean probar su enfoque en monos para averiguarlo.

Referencia: Generation of Bimaternal and Bipaternal Mice from Hypomethylated Haploid ESCs with Imprinting Region Deletions. Cell Stem Cell, 2018. https://doi.org/10.1016/j.stem.2018.09.004

Más en TekCrispy