Para Facebook el 2018 será un año para recordar y no precisamente por buenas noticias. Desde comienzos de año, la compañía ha tenido que enfrentar duras críticas por el uso indebido de los datos de sus usuarios, específicamente por el escándalo de Cambridge Analytica, en el que Facebook vendió información personal de 87 millones de usuarios a la firma sin su consentimiento.

Hoy el problema vuelve a atormentar a la compañía de Mark Zuckerberg con una nueva demanda colectiva proveniente de España. Según informa el diario español El Economista, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentó una demanda colectiva a la compañía por el incumplimiento de la Ley de Protección de Datos al “no haber informado ni solicitado autorización expresa a los usuarios para la autorización de sus datos”.

Con la demanda, la OCU le solicita a Facebook una indemnización de 200 euros para todos los usuarios de la red social en España “por el daño moral causado”, informa el diario.

La OCU solicita esta cantidad como “la mínima que los usuarios deben recibir, teniendo en cuenta los beneficios comerciales que Facebook ha obtenido a costa de sus datos”. La ley española estipula que será la Administración de Justicia la que finalmente calcule la indemnización a los usuarios.

Japón solicita a Facebook que mejore su protección de datos

Entre otros aspectos resaltados por el medio, con respecto al incumplimiento de la Ley de Protección de Datos, la compañía incurrió en “la falta de transparencia en los términos y condiciones del servicio o la existencia de cláusulas abusivas en el contrato”.

Una red para hacer dinero

La OCU tildó a Facebook de ser “un modelo de negocio amplio y complejo basado en la recopilación, utilización y monetización de los datos de los usuarios, sin que éstos hayan dado su consentimiento expreso ni hayan sido informados al respecto”.

De seguro esta no es la primera demanda que enfrenta la compañía. Recientemente, dos mujeres demandaron a Facebook tras el hackeo masivo de los datos de más de 50 millones de personas por fallar en proporcionar la seguridad requerida para la protección de sus cuentas.

Igualmente fueron acusados hace semanas por la presunta recolección de datos de niños a través de la aplicación Messenger Kids, sin el consentimiento de sus padres.

Más en TekCrispy