El pasado junio, Vietnam aprobó una polémica ley que fue el detonante de varias protestas callejeras en rechazo a la misma. La ley busca imponer a las compañías de tecnología el almacenamiento local de información personal de los usuarios y además a abrir oficinas en el país comunista.

La Asamblea Nacional aprobó la ley a pesar de las críticas y objeciones de los empresarios y gobiernos occidentales por perjudicar potencialmente el desarrollo económico del país, así como la innovación digital y el incremento del riesgo que corren los disidentes políticos.

Cuatro meses después, el gobierno vietnamita sigue renuente a ceder ante las peticiones de empresas como Google y Facebook. De hecho, un documento reseñado por Reuters indica que más bien el gobierno se está preparando para hacer cumplir la ley fuertemente en un mecanismo en el que o las compañías cumplen o se verán obligadas a abandonar el país.

El gran hermano vietnamita

Según la ley aprobada, el hecho de almacenar la información en servidores locales requiere automáticamente que las empresas tengan oficinas en el país, lo cual no es una medida precisamente llamativa por ser un país que ha impuesto un fuerte control sobre los medios y que no admite la disidencia política.

De acuerdo con el borrador mencionado en el artículo de Reuters, todas las compañías que ofrezcan servicios de correo electrónico, redes sociales, comercio electrónico, mensajería, banca y videos deberán abrir oficinas en caso de “recolectar, analizar o procesar información personal”.

La información que deberán almacenar incluye récords bancarios de las personas, información biométrica y hasta información sobre su “etnicidad y puntos de vista sobre política, fortalezas e intereses dentro de las fronteras de Vietnam”.

Con medidas como estas y el nuevo motor de búsqueda desarrollado por Google para China favoreciendo los intereses políticos del Partido Comunista, el continente asiático podría estar presenciando los días previos a la radicalización de los controles de los medios de la máquina comunista.

Más en TekCrispy