Una compañía de investigación rusa publicó un estudio que sugiere que el gobierno ruso está  manipulando las clasificaciones de edad de películas extranjeras para potenciar los números de los estrenos de cintas locales.

La empresa llamada Nevafilm Research destaca que es una práctica que se ha estado llevando a cabo desde hace cuatro años y que ha perjudicado los ingresos de ciertos títulos extranjeros como el de ‘Power Rangers’. El estudio, citado por The Hollywood Reporter, sostiene que durante este período las clasificaciones 16+ y 18+ repuntaron de 14% a 37%.

Favorecer lo local con ayuda del gobierno

La audiencia principal de los cines rusos está constituida por familias y adolescentes, por lo que no es coincidencia que las películas estén recibiendo este tratamiento del gobierno que hace excluye cada vez más a sus principales espectadores.

En contraste, la proporción de las clasificaciones para películas locales ha permanecido casi sin ningún cambio, además, algunos críticos de esta medida han resaltado que el ministerio de cultura ha puesto mano dura contra las películas importadas de Hollywood, mientras que con las producciones rusas han sido mucho más blandos.

Un editor del diario Kinobusiness expresó a The Hollywood Reporter que “es cierto que las películas rusas tienen restricciones de edad más blandas”, y que en el último año “las admisiones de edad fueron sorprendentemente bajas”.

Perder más que una cuota

Colocar restricciones más estrictas de edad podría costarle a los productores extranjeros una cuota importante de las ganancias que podrían ubicarse entre 15% y 20%. Sin embargo, en el caso de una película como ‘Power Rangers’, la pérdida es aún mayor. De acuerdo con la presidenta de la cadena de cines Karo, Olga Zinyakova, para este título la restricción de edad representó una pérdida mayor.

Taron Egerton confirmó que no actuará en ‘Kingsman 3’

“Esta fue una adaptación de una serie de televisión, creada básicamente para una audiencia muy joven. Tuvo una clasificación PG-13 en Estados Unidos, pero en Rusia, por alguna razón, se determinó como 18+ y solo recaudó 69 millones de rublos –un equivalente de 1.4 millones de dólares–“, expresó la representante.

Rusia es un país muy diferente de los Estados Unidos por muchísimas razones, una de ellas es que la clasificación de edad varía un poco. Mientras que en Estados Unidos una película puede clasificarse como PG-13, en Rusia puede estar entre los 12+ y los 16+.

Aún más increíble fue la respuesta del ministerio de cultura a The Hollywood Reporter, al decir casualmente que “los productores y distribuidores no siempre evalúan de manera adecuada para asignar una restricción de edad”.

Más en TekCrispy