El asma es una de las enfermedades pulmonares más comunes; afecta a más de 240 millones de personas en todo el mundo y es la causa de 380.000 muertes por año. El asma se caracteriza por la limitación del flujo de aire causada por la inflamación, exceso de secreción mucosa y la constricción aguda de las vías respiratorias en respuesta a los estímulos, generalmente alérgenos.

Para recuperarse, los asmáticos inhalan medicamentos para reducir la inflamación pulmonar y relajar las vías respiratorias, una tarea difícil de hacer, cuando se está luchando por respirar, y no siempre resulta efectiva.

Un nuevo enfoque

En este sentido, investigadores de la Universidad de Calgary, el Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Alberta y de la Escuela de Medicina de Cumming, descubrieron una nueva forma de ayudar a los pacientes con asma a respirar más fácilmente durante un ataque de asma inducido por alérgenos.

Durante un ataque de asma, las vías respiratorias en los pulmones se estrechan y aumenta la producción de moco.

El estudio, que se realizó en ratas, apunta hacia los cuerpos carotídeos: acumulaciones de neuronas en cada lado del cuello que le indican al cerebro que respire.

Los investigadores creen que la estimulación de estos cuerpos carotídeos dificulta la respiración de los pacientes con asma durante un ataque de asma.

De manera consecuente a su planteamiento, los autores del estudio encontraron que al bloquear los receptores en los cuerpos carotídeos, eliminaban los síntomas de un ataque de asma.

Ciertos químicos en la sangre estimulan a los cuerpos carotídeos. Durante un ataque de asma, un químico natural llamado ácido lisofosfatídico, o LPA, aumenta en los pulmones y en el torrente sanguíneo.

Bloqueando receptores

los asmáticos inhalan medicamentos para reducir la inflamación pulmonar y relajar las vías respiratorias.

El equipo descubrió que estos niveles elevados de LPA estimulan los cuerpos carotídeos y, en respuesta, los cuerpos carotídeos aumentan la resistencia pulmonar, de modo que el cuerpo no puede respirar tan eficientemente.

Con este conocimiento, los investigadores decidieron bloquear los receptores en los cuerpos carotídeos para que no pudieran detectar los niveles elevados de LPA durante un ataque de asma.

Los resultados fueron inmediatos y dramáticos. Cuando se bloquearon los receptores, los cuerpos carotídeos no pudieron crear resistencia en los pulmones y se eliminó el ataque de asma.

Los hallazgos indican que, en lugar de utilizar medicamentos que apunten a las vías respiratorias durante un ataque de asma, se puede detener el estrechamiento de las vías respiratorias bloqueando la activación de LPA de los cuerpos carotídeos.

Estos hallazgos podrían servir de fundamento para el desarrollo de una nueva forma de tratar a los pacientes con ataques asmáticos.

Un potencial nuevo tratamiento para el asma

De acuerdo con el equipo detrás del descubrimiento, la esperanza es utilizar los aportes de esta investigación para desarrollar un tratamiento de emergencia para tratar los ataques de asma, el cual podría venir en forma de una píldora o un dispositivo similar a un EpiPen.

Si bien la investigación se realizó en animales y trasladar estos hallazgos en humanos es un proceso que requiere de una serie de pasos, los científicos tienen la esperanza de que estos prometedores resultados fomenten estudios adicionales para investigar el vínculo que han descubierto entre los ataques de asma agudos y la respuesta de los cuerpos carotídeos.

Referencia: Preventing acute asthmatic symptoms by targeting a neuronal mechanism involving carotid body lysophosphatidic acid receptors. Nature Communications, 2018. https://doi.org/10.1038/s41467-018-06189-y

Más en TekCrispy