Imagen de Europa, la luna de Júpiter, capturada desde la nave espacial Galileo de la NASA. Créditos: NASA, JPL-Caltech and SETI Institute

Una de las lunas más misteriosas en el Sistema Solar es Europa, la luna de Júpiter. Al respecto, se infiere que esta luna está rodeada por un océano de agua salada que contiene más líquido que cualquiera de los océanos del planeta Tierra.

Adicionalmente, la temperatura de la superficie de Europa puede alcanzar los -184º Celsius; esto implica que el agua forma una corteza helada. Así, esta luna se ha convertido en un objetivo para futuras misiones que pretenden encontrar microbios extraterrestres. Sin embargo, antes de que esto sea posible, es necesario tener en cuenta que las naves espaciales podrían tener que hacer frente a un bosque de picos de hielo filosos, altos e irregulares.

Enormes picos de hielo parecen cubrir Europa, la luna de Júpiter

De acuerdo a una investigación reciente, Europa pudiese parecer un mundo helado con forma de erizo; a este respecto, todo parece indicar que esta luna está cubierta de formaciones de hielo similares a los penitentes en la Tierra.

En la Tierra, existen formaciones de hielo y nieve llamados penitentes; estas son estructuras que se encuentran a gran altitud que toman la forma de altas y delgadas cuchillas de hielo endurecido que están muy próximas entre sí. Específicamente, estas formaciones pueden encontrarse en los picos más altos de los Andes, donde el ángulo del sol es alto y constante.

Asimismo, los penitentes se forman debido a que la luz del sol se hunde en las profundidades del hielo, dejando láminas altas y puntiagudas. En pocas palabras, el fondo de estas cavidades se calienta, mientras los lados se mantienen frescos.

Así se ven los penitentes en algunas zonas del planeta Tierra.

En el caso de Europa, la luna de Júpiter, la superficie es extremadamente fría, lo que implica que el hielo no se derrite, sino que se convierte en gas por la radiación solar. Así, según la investigación, la luz del sol no es lo suficientemente fuerte, por lo que es probable que se formen estas láminas de hielo.

En este sentido, Europa está bloqueada por Júpiter, ya que su órbita coincide con la rotación del planeta. Esto significa que el ángulo del sol es constante en el cielo de Europa, favoreciendo la formación de estas estructuras.

Futuras misiones pudiesen corroborar esta estimación

Por las condiciones de Europa, los científicos se han interesado en buscar vida extraterrestre.

A modo de síntesis, los resultados sugieren que Europa tiene las condiciones ideales para que se formen estas estructuras; en particular, el aire seco y frío permite que el hielo se convierta en vapor antes de pasar por una fase líquida. Adicionalmente, la luz del sol cae en línea recta sobre esta luna, creando estos extraños picos.

Por su parte, de acuerdo a las estimaciones, estas formaciones se encuentran a una altitud de entre 15 y 20 grados sobre el ecuador de la luna, conformando una especie de cinturón. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que estas son sólo estimaciones; si bien se parte de la idea de que las condiciones de formación son las correctas, se requieren futuras observaciones para confirmar la existencia de estos picos.

Por el momento, hay dos misiones planeadas para explorar Europa desde su órbita; en primer lugar, la NASA está preparando el lanzamiento del Europa Clipper para el año de 2020, por su parte, la Agencia Espacial Europea planea lanzar el Jupiter Icy Moons, en 2022. Lo más probable es que ambas misiones permitan corroborar o rechazar está información.

Referencia: Formation of metre-scale bladed roughness on Europa’s surface by ablation of ice, (2018). https://doi.org/10.1038/s41561-018-0235-0

Más en TekCrispy