El artista urbano Banksy siempre ha dado de qué hablar con su polémicos puntos de vista, ya sea a través de sus graffitis o mediante algunas representaciones como demostraciones artísticas.

Este fin de semana, el artista británico dejó a todos boquiabiertos en una subasta de una de sus obras en la casa de subastas, Sotheby’s, cuando la pintura comenzó a autotriturarse segundos después de haber sido vendida por 1.4 millones de dólares.

Banksy publicó este video en su cuenta oficial de Instagram y en él se muestra el cómo colocó el triturador dentro de la obra. En el video se puede leer “Hace algunos años construí un triturador dentro de una pintura, en caso de que se vendiera alguna vez en una subasta”, y luego, más adelante se ve el momento en el que la obra se autodestruye justo después de haberla declarado como vendida ante la mirada desconcertada de los asistentes.

Destruir para crear

Aunque a muchos este acto les pueda parecer una excentricidad del artista, es en realidad una obra de arte. No es casual que la descripción del video sea una frase de Pablo Picasso: “la urgencia de destruir es también una urgencia creativa”.

La obra en cuestión es ‘Niña con globo’, una copia de 2006 del graffiti original de 2002 –pintado en un edificio del Este de Londres– que muestra una niña en vestido que alza la mano izquierda mientras deja ir un globo rojo en forma de corazón. Estaba realizada con pintura en spray y acrílico sobre lienzo.

En la página oficial de Sotheby’s sostienen que el “inesperado incidente” se convirtió en historia del arte mundial de manera instantánea y que “ciertamente marcó la primera vez en la historia de una subasta que una obra de arte se autodestruye luego de ser vendida”.

Esta no es la primera copia de esta obra que se haya vendido en una subasta, sin embargo, es esta la primera en triturarse frente a los ojos de cientos de espectadores.

Subastan obra creada por inteligencia artificial en más de 433 mil dólares

Más en TekCrispy