Una buena parte de la población asiática y europea albergan al menos un 2% de ADN neandertal en sus genes. Si bien los neandertales se extinguieron hace unos 40.000 años, se tienen evidencias de que transmitieron parte de sus genes a la especie humana.

Sobre esto, de acuerdo a una investigación reciente, los neandertales se cruzaron con nuestros antepasados más cercanos; así, todo parece indicar que los genes neandertales le brindaron cierta protección a los antiguos seres humanos contra ciertos virus.

El cruce entre humanos y neandertales es un hecho

La primera vez que el ser humano y los neandertales se cruzaron, estos últimos ya habían salido de África hacía unos cientos de miles de años atrás; de esta forma, el sistema inmune de los neandertales había evolucionado, desarrollando mejores defensas contra diversos virus provenientes de Europa y Asia. En comparación, los seres humanos eran mucho más vulnerables a estas enfermedades.

En este sentido, teniendo en cuenta la similitud entre los seres humanos y los neandertales, existe la posibilidad de que ambas especies fuesen susceptibles a transmitirse ciertos virus; sin embargo, esto también significa que los neandertales hubiesen podido transmitirle a nuestros ancestros mecanismos de defensa contra esos virus.

Para probar esto, un equipo de investigadores compiló más de 4.500 genes de humanos modernos que interactúan con ciertos virus. Posteriormente, los investigadores compararon esta información con bases de datos de ADN de neandertal secuenciado. De esta forma, se identificaron 152 de estos genes de humanos modernos que también estaba presentes en los neandertales.

Particularmente, estos 152 genes heredados de los neandertales, interactúan con virus tales como el VIH, la influenza tipo A y la Hepatitis C; estos son virus que codifican sus genes con ARN. Por tanto, los investigadores sugieren que los genes neandertales ayudaron a los seres humanos primitivos a defenderse de los antiguos virus de ARN que se encontraron cuando emigraron del continente africano.

Los genes neandertales nos proporcionaron protección

De acuerdo a los resultados de esta investigación, el cruce entre los neandertales y nuestros antepasados más inmediatos se tradujo en una mejor protección contra ciertos virus; dado que los neandertales ya se habían adaptado a otros territorios, habían tenido la posibilidad de desarrollar defensas contra los virus de estas zonas.

Entonces, al producirse el cruce entre esta especie y los seres humanos, fue posible que estos últimos adquiriesen estas defensas genéticas; esto, además, perdura en el genoma de los seres humanos modernos. En pocas palabras, una buena parte de nuestra defensa genética contra ciertos virus se produjo gracias al cruce entre humanos y neandertales.

Así, se demuestra que los humanos modernos tomaron prestadas las defensas genéticas de los neandertales; de otra forma, desarrollar mutaciones adaptativas propias, hubiese tomado mucho más tiempo. Finalmente, los investigadores concluyen que esto es consistente con el modelo de antídoto envenenado; esto implica que los neandertales, además de transmitir virus a los humanos, le proporcionaron defensas genéticas contra ellos.

Referencia: Evidence that RNA Viruses Drove Adaptive Introgression between Neanderthals and Modern Humans, (2018). https://doi.org/10.1016/j.cell.2018.08.034

Más en TekCrispy