Google anunció hoy en su blog que cerrará la red social Google+ durante los próximos 10 meses como parte de un plan de protección de datos de los usuarios llamado Project Strobe, descrito por la compañía como una ‘revisión radical’ del acceso a los desarrolladores externos a los datos de las cuentas de Google de los usuarios.

Además, Google afirma que tras este anuncio, cambiará la política con respecto al acceso a los datos de las apps lanzadas a principios de este año por parte de terceros. En este sentido, serán modificados los controles de privacidad, y la filosofía de la compañía en torno a las plataformas cuyo compromiso con la API plantea inquietudes sobre privacidad de datos, por ejemplo, en el caso de desarrolladores que habrían recibido un acceso muy amplio a los datos de los usuarios.

Sin embargo, un informe de The Wall Street Journal (WSJ), también publicado hoy, reveló que Google habría tomado la decisión de cerrar Google + debido a una enorme brecha de seguridad que expuso los datos privados de al menos 500,000 usuarios en Internet. En caso de que este informe sea cierto, cientos de apps de terceros pudieron haber accedido a los datos personales como edad, ubicación y ocupación de las personas.

De momento, no existe ningún indicio de que los datos bancarios de los usuarios hayan sido comprometidos, sin embargo, al hablar de ‘información privada’, es mucho lo que se puede pensar en torno a un posible fraude que afecte a los usuarios. Según el WSJ, Google habría descubierto esta brecha de seguridad el pasado marzo, pero no la reveló hasta el día de hoy.

Al parecer, el gigante tecnológico había guardado silencio con respecto al tema por temor a posibles sanciones regulatorias por parte de los legisladores en EE.UU. De hecho, se menciona un supuesto correo electrónico enviado entre los ejecutivos de Google donde se afirma que revelar este fallo conduciría a un interés regulatorio ‘inmediato’ y conduciría al CEO de la compañía, Sundar Pichai, a declarar ante el Senado.

Google argumenta que no ha identificado los usuarios afectados por la brecha, ya que los datos sobre las apps que accedían a los perfiles eran eliminados automáticamente cada dos semanas. Por esta razón, la empresa no pudo emitir una alerta a los usuarios sobre lo ocurrido.

Sin embargo, el informe de WSJ revela que la compañía no reveló la información en marzo, porque esto le habría puesto en el ojo del huracán debido a que Facebook se enfrentaba a un caso de privacidad similar con Cambridge Analytica.

Más en TekCrispy