El administrador de tareas de Windows es una de las herramientas nativas más útiles del sistema operativo.  A través de ella es posible visualizar la información de rendimiento del cpu, disco duro y red, además de los procesos y tareas en ejecución. En ese sentido, verificando todos estos datos podremos encontrar respuestas a distintas eventualidades en nuestro equipo. Así podemos comprobar que proceso puede estar consumiendo la memoria ram o cuanto ocupa algún programa en el poder de computo de nuestro procesador.

Sin embargo, al ingresar en el apartado de procesos la información va actualizándose en tiempo real. De manera que, en ocasiones podría complicarse la visualización de los datos que necesitamos mientras van apareciendo nuevas entradas y nuevos procesos en ejecución. Este tipo de eventualidades hacen mucho mas complicada la lectura de los procesos y su información de consumo, por lo que se hace necesario contar con algún mecanismo para visualizar los datos que necesitamos sin interrupciones ni distracciones.

Almacena los procesos en ejecución de Windows para un análisis detallado

De manera que, en la misión de estudiar los procesos ejecutados por nuestro sistema, tenemos dos formas de capturarlos a fin de analizarlos detenidamente sin pasar por el engorroso proceso de realizar la lectura mientras los datos se actualizan en tiempo real.

Pausa la actualización del administrador de tareas

Administrador de tareas

Una de las formas para lograr nuestro cometido la podemos ejecutar desde la misma ventana del administrador de tareas. En ese sentido, solo debemos abrir el administrador y desde la pestaña proceso nos dirigimos al menú Vista donde podremos ver la opción “Velocidad de Actualización” al hacer click se desplegarán unas opciones en donde debemos elegir la ultima identificada como “En Pausa”. Esto detendrá la actualización de la lista de procesos, congelando la vista de manera que podamos enfocarnos en la información que queremos observar.

Guarda la lista de procesos en un archivo

La otra alternativa que podemos ocupar para analizar los procesos ejecución es guardarlos en un archivo TXT. Para lograrlo solo debemos activar el interprete de comandos tecleando CMD en la barra de búsqueda del menú inicio. Una vez desplegada la pantalla solo debemos ingresar el siguiente comando: tasklist> “%userprofile%\Desktop\nombrearchivo.txt.  Es importante recalcar que “nombredearchivo.txt” se refiere al nombre que colocarás a tu archivo, de modo que puedes editar esta parte con la identificación de tu preferencia.

Al presionar enter, el sistema registrará en un archivo TXT todos los procesos que se encuentran ejecutando al momento de enviar el comando.

Más en TekCrispy