Luego de que EE.UU emitió en marzo su primera orden para prohibir las transacciones con el Petro a las compañías norteamericanas, la criptomoneda venezolana no ha tenido la mejor aceptación dentro de la comunidad internacional. En este sentido, países como La India también se han unido a la voz de los estadounidenses, y han afirmado que no darán uso comercial a este token para el intercambio de petróleo con el país sudamericano.

Pese a ello, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho en repetidas ocasiones que la preventa del Petro ha sido exitosa, con más de US$ 3,500 millones recaudados durante las semanas posteriores a su lanzamiento. A pesar de que esta información no ha sido debidamente comprobada como en todo sistema descentralizado auspiciado por blockchain, el gobierno hizo oficial esta semana el uso de la criptomoneda para el intercambio comercial.

Ahora, un proyecto de ley propuesto por una coalición bipartidista del Senado de EE.UU plantea la posibilidad de que se impongan sanciones más estrictas a la criptomoneda venezolana. Según Legiscan, el proyecto lleva por nombre ‘Ley de Ayuda Humanitaria, Reconstrucción y Estado de Derecho de 2018 de Venezuela’, y está compuesto de una gran variedad de aspectos relativos al ‘restablecimiento de la democracia’ en el país sudamericano, incluyendo ayuda humanitaria.

Según el documento, los senadores que patrocinan la propuesta son: Marco Rubio, Bob Mendéndez,  John Cornyn, Bill Nelson,  David Perdue, Ben Cardin, Tim Kaine, Ted Cruz, Dick Durbin y Patrick Leahy. La fecha en la que se introdujo la propuesta legislativa fue el pasado 24 de septiembre de 2018.

Además, se conoció que el proyecto de ley incluye una sección dedicada a la orden ejecutiva emitida por Washington en marzo pasado, cuando se impusieron las primeras sanciones económicas al Petro. Por su parte, el presidente venezolano asegura que la venta pública del Petro dará inicio en noviembre, mientras muchos de los ciudadanos aún esperan impacientes soluciones a la dramática crisis económica que agobia al país.