Una nueva investigación reveló cómo la gente está – literalmente – muriendo por tomarse el selfie perfecto. En este sentido, el estudio describe con lujos y detalles varias muertes alrededor del mundo producto de intentos fallidos por tomarse selfies en sitios peligrosos.

Asimismo, más de 259 muertes podrían atribuirse a este comportamiento riesgoso y en ocasiones irresponsable, a pesar de que incluso en ocasiones, comportamientos más sensatos han llevado a los “tomadores de selfies” a un desenlace fatal.

La investigación recolectó información de todas las muertes relacionadas a selfies a lo largo del mundo, la mayoría de estas proviniendo de la India, seguido cercanamente de los Estados Unidos y Rusia. Además, la edad promedio de los fallecidos sería de tan sólo 23 años.

Vale la pena señalar que la gran mayoría de las muertes por este tipo de actos riesgosos correspondía a hombres, ascendiendo hasta el 72.5% de los casos. En este sentido, concluyeron que los hombres eran 3 veces más propensos que las mujeres a morir por comportamientos riesgosos.

Las mujeres, por su parte, representaban el 27.5% restante y eran más propensas a morir por comportamientos menos asociados al riesgo.

Las causas más grandes de muerte entre estos fatídicos entusiastas de los selfies, incluyen caídas desde alturas muy elevadas, muerte al ahogarse en lagos o cuerpos de agua similares, e incluso muerte por heridas causadas por algún medio de transporte.

En conclusión, este estudio invitó a algunos lugares públicos y privados con localidades riesgosas a instaurar “Zonas Libres de Selfies”, en la que se le prohíba a los transeúntes intentar sacar esa toma perfecta.

Más en TekCrispy