Gary Davis –mejor conocido como Libertas–, el administrador del célebre sitio de la dark net llamado Silk Road se ha declarado como culpable de distribuir narcóticos a través del portal, por lo cual podría enfrentar una sentencia de hasta 20 años en prisión.

Tras la declaración del ex administrador, Davis será extraditado a Irlanda, país en el que estará a la orden de la justicia por conspirar para distribuir drogas. Libertas solía ser moderador de los foros de Silk Road y recibía un salario por ello y por ser administrador, pagado por el fundador del sitio, Ross Ulbricht.

Un camino hacia la cárcel

Silk Road fue fundado en 2011 como un sitio para comprar y vender toda clase de narcóticos al que se ingresaba a través de Tor, pues se encontraba en la dark web o deep web. Luego de una larga investigación detrás del fundador Dread Pirate Roberts, finalmente en 2013, el sitio cerró y el Pirate Roberts, cuya verdadera identidad es Ross Ulbricht, fue sentenciado a cadena perpetua en 2015.

Sin embargo, las autoridades pensaron que esto serviría de escarmiento para los traficantes de drogas ilícitas, pero en realidad las ventas se duplicaron en este espacio en 2017. En números, las ventas internacionales pasaron a generar entre 100 y 250 mil dólares al día.

Guía para navegar en la Deep Web y NO morir en el intento

El lado oscuro

Cuando se investiga acerca del internet se podrá encontrar una metáfora que indica que lo que es visible y fácilmente accesible en el espacio digital es la punta de un iceberg, pero que todo lo que no vemos pertenece a la parte del iceberg que se encuentra bajo el agua.

Bajo estas aguas oscuras y turbulentas se encuentra la deep web, un espacio en el que los negocios ilícitos están a la orden del día debido al nivel de encriptación que existe, lo cual hace prácticamente imposible determinar la ubicación de una conexión.

En este espacio no solo se trafican drogas ilícitas y armas, sino que también se transan servicios como sicariatos y asesinatos, y también existe un amplio negocio de tráfico sexual, pornografía infantil y otras prácticas criminales.

Sin embargo, las investigaciones policiales han evolucionado con la tecnología y gracias a ello ha sido posible dar con los responsables de estos sitios, tal como ha ocurrido con Ulbricht y Davis.

La sentencia de Gary Davis tendrá lugar el 17 de enero de 2019 y será hasta ese entonces que sabremos si enfrentará o no 20 años en prisión por colaborar en el tráfico de drogas.

Más en TekCrispy