Uno de los grandes retos que han tenido que enfrentar los científicos y académicos que investigan la enfermedad de Alzheimer es hallar una método para identificar con efectividad a las etapas más tempranas del deterioro cognitivo que conduce a la enfermedad.

Un nuevo estudio liderado por la Universidad McGill ha revelado el potencial que tiene la Inteligencia Artificial (IA) para plantar cara a este desafío, sugiriendo que podría ser el elemento clave para predecir de manera precisa los pacientes cuyo riesgo de sufrir Alzheimer es mayor.

Actualmente, el estudio de métodos y tratamientos para combatir el Alzheimer han fracasado cuando son probados directamente en los pacientes, por ello, los investigadores están enfocando sus investigaciones a la prevención de la enfermedad. Pese a ello, hoy en día no existe una herramienta efectiva que permita diagnosticar a una persona que esté en la primera etapa de deterioro cognitivo vinculado al Alzheimer.

En este sentido, los investigadores han creado un algoritmo de IA que fue entrenado para analizar diversos datos de diagnósticos de deterioro cognitivo, lo que podría resultar efectivo en caso de que se desee predecir si un paciente está en una etapa temprana del Alzheimer. Este resultado permitiría determinar también la probabilidad de que el paciente experimente un deterioro cognitivo significativo durante los próximos 5 años.

Investigadores modifican drones para permitirles empujar objetos pesados en el suelo

Mallar Chakravarty, neurocientífica computacional que participa en la investigación, afirmó en un comunicado:

Nuestra metodología de inteligencia artificial podría tener implicaciones significativas como un ‘asistente médico’ que ayudaría a transmitir a las personas el camino correcto para el tratamiento. Por ejemplo, incluso se podrían iniciar cambios en el estilo de vida que pueden retrasar las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer o incluso prevenirlo por completo.

El algoritmo de IA fue entrenado con datos médicos de más de 800 pacientes, e incorpora una serie de biomarcadores que van desde imágenes de Resonancias Magnéticas hasta información clínica de las personas. Con respecto a la edad de los pacientes, en el estudio participaron adultos mayores con Alzheimer y adultos mayores sanos.

Los investigadores lograron que algoritmo comprendiera de mejor manera la progresión del Alzheimer a partir de estos datos, lo que hizo que la IA fuese capaz de predecir de mejor manera la evolución del deterioro cognitivo y la relacionara con los biomarcadores.

Según los expertos, el algoritmo es lo suficientemente fuerte y confiable como para comenzar a diseñar mejores tratamientos para prevenir el Alzheimer. Sin embargo, esperan agregar muchos más datos para entrenar el sistema, para que sea mucho más efectivo al analizar muestras más grandes de pacientes.

Más en TekCrispy