De acuerdo con el New York Post, el Secretario de Justicia Auxiliar para la División Antimonopolio, Makan Delrahim, asomó que su institución podría investigar a Google por conductas anticompetitivas y esta vez la gigante de la tecnología podría no salirse con la suya.

A finales de agosto, el senador republicano Orrin Hatch pidió a las autoridades que se reabriera el caso antimonopolio de Google que se cerró en 2013 sin ningún tipo de medida.

Unos meses después, podría ser el Departamento de Justicia quien se centrará en tal investigación, la cual ya estuvo en manos de la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC) en 2013 sin que la compañía recibiera sanción alguna. Sin embargo, a medida en que Google ha crecido, su capacidad para evadir a la ley se ha hecho más difícil.

En julio, la Unión Europea le impuso a la compañía una multa de 5 mil millones de dólares por “impulsar de manera injusta sus aplicaciones en teléfonos Android”, marcando un nuevo récord en las multas que la compañía ha tenido que enfrentar.

Este y otros antecedentes harán más cuesta arriba la defensa de la empresa de Alphabet, sin mencionar las demás demandas que Google tiene en su contra con otros temas como la privacidad de los datos de sus usuarios.

Antecedentes antimonopolio

En las acusaciones realizadas por el senador Hatch, una de las preocupaciones que resaltaban era una supuesta conducta anticompetitiva de Google destacada en varios reportes que apuntaban que la empresa eliminaba de sus plataformas a todos aquellos negocios con los que no estuviese de acuerdo.

Otra razón de peso a considerar es la misteriosa carrera frustrada de Apple por convertirse en una fuerza publicitaria en 2010, año en el que Google se hiciera con la compañía de publicidad, AdMob. Hoy Google es una de las mayores fuerzas publicitarias a nivel mundial –con algunas prácticas cuestionables–.

Tal como expresó el senador Hatch, mucho ha cambiado desde 2013, pues, a la vez que ha crecido como imperio, son las numerosas acusaciones a la compañía sobre sus mecanismos para imponer su influencia en los mercados.

Más en TekCrispy