El Gobierno de España ha eliminado el polémico ‘impuesto al sol’, una medida que no reconoce el derecho de los ciudadanos al autoconsumo de energía sin cargos y convierte en una odisea el desarrollo de la energía solar en el país ibérico. La eliminación de este impuesto fue aprobada como parte de un decreto del Consejo de Ministros publicado el día de hoy.

Según el diario El Mundo, la ministra para la Transición Ecológica en España, Teresa Ribera, aseguró en una declaración a los medios que esta medida tiene como objetivo combatir el actual retraso de España en el sector de la energía solar. En este sentido, destacó lo ilógico que resulta ser un país con amplio potencial solar y apenas contar con 1,000 instalaciones dedicadas a este tipo de energía, en comparación con las las más de 1 millón que posee Alemania.

Además, se pudo conocer que esta decisión forma parte de un proyecto de ley presentado en 2017 por la mayoría de los grupos políticos de España, a excepción del PP, organización responsable de promover la regulación que ha sido derogada hoy.

En su declaración, Ribera enfatizó que el autoconsumo de energía representa una de las herramientas que puede impulsar la modernización del sector eléctrico español, e instó a la opinión pública a acatar con naturalidad que la cantidad de consumidores es mucho mayor que hace algunos años, y sus patrones de consumo son diversos.

Tras este decreto, el proceso engorroso y burocrático que implicaba el autoconsumo y energía quedan totalmente simplificados. Hasta ayer, el gobierno exigía un documento de registro para instalaciones que produjeran energía eléctrica a partir de 100 kilovatios.

Ahora, las autoridades finalmente reconocen el derecho que tienen los usuarios al autoconsumo compartido entre una o varias personas, algo que eventualmente posibilitará un mejor aprovechamiento de la energía eléctrica sin cargos adicionales para los ciudadanos.

Más en TekCrispy