El tema de la legalización del uso del cannabis, tanto recreacional como medicinal, ha estado en boga los últimos tiempos; en vista de eso, muchos investigadores se han dedicado a estudiar cómo esta sustancia afecta el organismo. De esta manera, en la actualidad se han ido descubriendo cuáles son los efectos de esta droga sobre el funcionamiento del cuerpo.

En esta línea, recientemente, un equipo de investigadores ha descubierto cómo el consumo del cannabis influye sobre la capacidad de las neuronas de modificar sus conexiones sinápticas; a su vez, se plantea que el consumo frecuente de esta droga se puede traducir en problemas de aprendizaje y memoria.

Así es como el cerebro decide qué aprender

El cannabis afecta la plasticidad neuronal

El estudio fue llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona, España; acorde con resultados de investigaciones previas, en las que se demuestra que el consumo del cannabis afecta las funciones cognitivas, los investigadores se trazaron como objetivo identificar su efecto sobre los circuitos neuronales asociados a la memoria y el aprendizaje.

Tal como se ha demostrado, el cannabis y sus derivados, altera el funcionamiento cerebral, lo que disminuye el funcionamiento cognitivo; aún más, se ha observado cómo el tetrahidrocannabinol (THC), su componente psicoactivo, desmejora la memoria.

Bajo esta premisa, los investigadores se centraron en su efecto sobre el hipocampo, una estructura cerebral clave para los procesos mnémicos. Para ello, le administraron una dosis amnésica de esta sustancia a un grupo de ratones; posteriormente, luego de 3 horas se analizó su efecto sobre la síntesis proteica en el hipocampo.

Adicionalmente, se llevó a cabo un análisis de redes de interacción, lo que les permitió develar el mecanismo a partir del cual el cannabis afecta la plasticidad neuronal. De esta manera, se observó que el THC reduce la actividad del proteasoma.

El proteasoma es un complejo proteico que se encarga de degradar proteínas que son innecesarias o que están dañadas, de forma que puedan ser cambiadas; así, bajo los efectos del cannabis, esta función se ve inhibida, impidiendo la plasticidad neuronal.

Aprendizaje, memoria y cannabis

El hipocampo es una estructura cerebral sumamente importante para los procesos de memoria y aprendizaje.

La plasticidad neuronal gira en torno a la capacidad de las neuronas de modificar sus conexiones en respuesta a cambios de estimulación. Para ello, es necesario que los procesos de síntesis y degradación de proteínas funcionen adecuadamente; de esta forma, se garantiza que las proteínas que no son necesarias o están dañadas se eliminen; mientras tanto, se sintetizan aquellas moléculas que cumplen una función importante.

Creer que somos multitarea nos motiva a esforzarnos más

Tras la investigación, se tienen evidencias de que el cannabis altera este proceso de forma negativa a nivel del hipocampo; a modo de síntesis, se observó que esta sustancia inhibe la actividad del proteasoma, alterando la degradación de proteínas.

Si este proceso no se ejecuta de forma adecuada, la plasticidad neuronal se ve comprometida. En suma, los investigadores concluyen que el cannabis afecta el equilibrio de síntesis y degradación de proteínas en el hipocampo, reduciendo la plasticidad neuronal; esto se traduce en los ya conocidos problemas de aprendizaje y memoria asociados al uso constante de esta droga.

Referencia: Delta9-tetrahydrocannabinol modulates the proteasome system in the brain, (2018). https://doi.org/10.1016/j.bcp.2018.08.026

Más en TekCrispy