Para ocultar contenido comprometedor las personas inventan mecanismos ingeniosos que terminan por perjudicar a quien lo envía. El grupo más vulnerable a este tipo de procesos es el de los adolescentes, quienes pueden ser víctimas de depredadores sexuales o de chantajes por sus propios pares.

Tal es el caso de las conocidas calculadoras “ocultas”, que no son más que fuentes de almacenamiento secreto. Muchos adolescentes las utilizan para evitar que sus padres descubran sus fotografías de desnudos, videos o enlaces comprometedores, ocultándolas bajo una supuesta calculadora a la que se accede con una contraseña o con un patrón de seguridad.

Desde 2015, estas aplicaciones han sido muy populares especialmente en el sistema iOS, aunque en Android también pueden encontrarse otras versiones. Durante ese año, un video viral publicado en YouTube llamó la atención de los padres por el riesgo que corren sus hijos al utilizar estas aplicaciones. En abril de 2018, Apple eliminó la conocida aplicación ‘Calculator%’ de su tienda.

¿Cómo saber si un usuario utiliza esta aplicación?

Para los padres de adolescentes esta guía será particularmente útil, pues deben estar alertas ante las consecuencias que pueden tener prácticas como el sexting, en las que una vez que envían fotografías comprometedoras a alguien, ya no son los dueños de ese contenido, por lo que deben tener mucho cuidado.

Tumblr desaparece de iOS sin que Apple diga algo al respecto

Aunque ya Calculator% ya no existe, aún existen numerosas imitaciones que funcionan de una manera más o menos similar. La primera alarma que debe encenderse es si la persona tiene dos aplicaciones de calculadora –una aparte de la predeterminada del dispositivo–.

Uno de los íconos seguramente se diferenciará del de la calculadora original, sin embargo, para entrar y reconocer si se trata de una aplicación oculta, se podría entrar en la tienda de cualquiera de los dos sistemas operativos y buscar palabras claves como “calculadora oculta” o “bóveda” y si al seleccionar entre los resultados una de las aplicaciones aparece con el botón abrir, entonces es una aplicación oculta.

Además, a pesar de mantenerse oculta de los ojos de curiosos, aún no se conoce qué tan seguras son estas aplicaciones de ser hackeadas por un ciberatacante.

Más en TekCrispy