La salud pública en algunos países como la República Democrática del Congo (RDC) resulta un poco difìcil de monitorear y de seguir, sin embargo, los funcionarios de salud pública han estado implementando el uso de las redes sociales y otras herramientas digitales a fin de ayudar a difundir informaciòn importante en situaciones de emergencia.

Esta implementación se basa en el estudio que examinó el brote de ébola en Liberia en 2015 y descubrió que los funcionarios de salud pudieron usar encuestas de mensajes de texto para determinar en tiempo real cómo las personas utilizaban los servicios de salud materna, midiendo una “disminución significativa” en los nacimientos en hospitales durante el Brote.

Aunque en la actualidad muchas de las redes sociales son utilizadas para difundir informaciòn falsa o fake news, los funcionarios de la salud han mencionado que en el caso de las  emergencias de salud pública, como el brote de ébola que se presenta en la actualidad en la República Democrática del Congo, éstas han resultado muy útiles ya que, permiten monitorear el comportamiento de la salud en las personas.

También se comparten muchos rumores en estas plataformas, por lo que es muy importante que el Ministerio monitoree estos canales para identificar rumores peligrosos y responder de manera oportuna en los mismos canales.

Según el Rumi Chunara de la Universidad de Nueva York, las encuestas digitales y el monitoreo de las redes sociales pueden ahorrar tiempo y dinero, además de que ofrecen una mayor seguridad a los trabajadores de la salud.

Emoji Builder, el portal que te permite crear emojis a tu medida

Jessica Illunga, portavoz del Ministerio de Salud de la RDC, ha mencionado que los funcionarios de RDC utilizan WhatsApp, para ejecutar un monitoreo y estar al tanto de lo que está sucediendo con el brote de ébola, particularmente en áreas que son difìciles de acceder.

Contar con comunicaciones digitales es parte de nuestra estrategia porque Kivu del Norte es una de las regiones más conectadas del país. La gente usa las redes sociales, especialmente WhatsApp, para mantenerse informado de lo que está sucediendo en la ciudad y compartir sus preocupaciones.

Si bien Illunga menciona que el monitoreo digital no reemplaza las encuestas tradicionales, dice, “ofrece aspectos complementarios que brindan información de alta frecuencia o más ubicaciones de datos”.

Más en TekCrispy