La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), está avanzando con una propuesta que podría sentar las bases para eliminar las regulaciones federales actuales sobre las exposiciones a bajas dosis de radiación.

Algunos expertos apuntan que estas reformas debilitarían la manera en que se regula la exposición a la radiación, recurriendo a valores atípicos científicos que argumentan que un poco de radiación es realmente bueno para la salud.

¿Puede el exceso de trabajo matarte?, esto dice la ciencia

Niveles más altos de exposición

Las regulaciones actuales de la EPA, que ya llevan décadas, operan bajo el fundamento de que no hay un nivel seguro de exposición a la radiación. Como la propia agencia ambiental comunicó en marzo, “la ciencia actual sugiere que existe un riesgo de cáncer por cualquier exposición a la radiación”.

Los críticos de la propuesta manifiestan que el cambio en la regulación podría llevar a niveles más altos de exposición a los trabajadores de instalaciones nucleares y sitios de perforación de petróleo y gas, trabajadores médicos que realizan radiografías y tomografías computarizadas, entre otros.

El cambio en la regulación podría llevar a niveles más altos de exposición a los trabajadores de instalaciones nucleares, así como al personal médico que realiza radiografías y tomografías computarizadas, entre otros.

Los partidarios de la propuesta de la EPA argumentan que el modelo actual del gobierno indica que no existe un nivel seguro de radiación, el llamado modelo lineal sin umbral, que obliga a realizar gastos innecesarios para manejar la exposición en accidentes, en plantas nucleares, en centros médicos y en otros sitios.

Cambios que no sorprenden

A fin de evaluar la pertinencia de la normativa propuesta, el Comité Senatorial de Medio Ambiente y Obras Públicas celebrará una audiencia para discutir la regulación titulada “Fortalecimiento de la transparencia en la ciencia reglamentaria”, que la agencia ambiental presentó en abril.

Para muchos, los cambios en la regulación no son sorpresivos, pues la administración del presidente Trump ya se ha dirigido a una serie de otras regulaciones sobre toxinas y contaminantes, incluidas las emisiones de las centrales eléctricas de carbón y los gases de escape de los automóviles, que considera costosos y onerosos para las empresas.

Un investigador afirma que la exposición a bajas dosis de radiación puede servir para activar los mecanismos de reparación del cuerpo y hacer que las personas sean más saludables.

El portavoz de la EPA, John Konkus, manifestó:

“El reglamento propuesto no habla sobre la radiación ni sobre ningún producto químico en particular. La política de la EPA es continuar utilizando el modelo lineal sin umbral para la protección radiológica a nivel de la población.”

Pero en un comunicado de prensa divulgado abril, la EPA citó a Edward Calabrese, un toxicólogo de la Universidad de Massachusetts que dijo que el debilitamiento de los límites de exposición a la radiación ahorraría miles de millones de dólares y argumentó:

“La exposición a bajas dosis de radiación dañina pueden servir como factores estresantes que activan los mecanismos de reparación del cuerpo y pueden hacer que las personas sean más saludables.”

El investigador incluso compara la exposición a bajas dosis de radiación con el ejercicio físico o la luz solar.

Así es como la vitamina D mejora tu condición física

Al respecto, Dana Milbank, escritor afiliado al Washington Post, irónicamente comentó:

“¡Esto irradia tranquilidad! Pronto, las personas medirán sus regímenes de salud no con contadores de pasos sino con contadores Geiger. Voy a realizarme una tomografía computarizada de todo el cuerpo sólo para aumentar mis milisieverts. En lugar de hacer ejercicio todos los días, dormiré con un microondas en funcionamiento en mi mesa de noche.”

Referencia: Federal Register: Strengthening Transparency in Regulatory Science. A Proposed Rule by the Environmental Protection Agency. https://goo.gl/m94vFz

Más en TekCrispy