Aparentemente, Instagram habría sido detectado tratando de lanzar un prototipo de privacidad que permitiría compartir tu historial de locaciones en Facebook, lo que significa que tus coordenadas de GPS recolectadas por Instagram, incluso cuando no estés utilizando la aplicación, estarías ayudando a Facebook a inundarte de anuncios y recomendarte contenido relevante. Además, esta información saldría reflejada en el registro de actividad de tu perfil.

Sobre esto, un vocero de Facebook comentó que “no hemos introducido nuevas actualizaciones a sus características de locaciones. Como podrán saber, siempre trabajamos en ideas que pueden evolucionar sobre el tiempo y nunca ser lanzadas. Instagram actualmente no guarda la historia de localización, pero mantendremos a la comunidad al tanto si esto cambia en el futuro,” lo que confirmaría que efectivamente Instagram habría considerado el lanzamiento de esta característica.

De momento, la forma exacta en la que los usuarios de Instagram pudieran ayudar a Facebook a compartirles anuncios locales a través de su historia de localización no quedaría del todo clara, pero se presume que al distinguir los lugares que transitas y frecuentas, la red social utilizaría esa información para inferir productos de interés para los usuarios.

Hombre que subió 'Deadpool' a Facebook podría recibir hasta 6 meses de prisión

Asimismo, podría incluso mostrar anuncios de tiendas y restaurantes cercanos a los lugares frecuentes de los usuarios. Esto entraría en consonancia con el prototipo de la nueva lista de amigos de Facebook, en la que la visualización de lista sería cambiada por un mapa de amigos cercanos.

Es importante recordar, además, que todo esto sucede poco después de que Kevin Systrom y Mike Krieger, fundadores de Instagram, abandonaran la compañía debido a tensiones crecientes con Mark Zuckerberg en relación con la autonomía de su aplicación frente al ecosistema de Facebook.

Por otra parte, si bien esta característica pudiera parecer algo beneficioso para los usuarios de Instagram, vale la pena recordar el escándalo de Facebook y la información filtrada de sus usuarios que podría haber influido en el resultado de las últimas elecciones presidenciales en los Estados Unidos, además de las consideraciones éticas y de seguridad inherentes al exceso de información compartida en las redes sociales.

Más en TekCrispy