Definitivamente no ha sido un buen mes para Facebook. Luego del hackeo masivo a más de 50 millones de usuarios, una mujer ha demandado a la compañía de Mark Zuckerberg por permitir que se utilice para tráfico sexual.

Hoy, la empresa niega la acusación y alega que en Facebook se prohíbe esta práctica. “El tráfico de personas es abominable y no está permitido en Facebook”, expresó a Reuters una vocera de la compañía.

Añadió que Facebook utiliza la tecnología para impedir estos abusos y que cualquier usuario puede reportar a un sospechoso en los enlaces disponibles en el sitio.

La demanda introducida por la mujer que se identifica como Jane Doe revela que fue víctima de agresión y tráfico sexual a los 15 años por un delincuente se hizo pasar por una “amiga” en la plataforma. En el documento, la mujer residente del estado de Texas acusó a Facebook de no reunir los suficientes esfuerzos para verificar la identidad de estos depredadores sexuales.

De acuerdo con las declaraciones recogidas por Reuters, la vocera de Facebook mencionó que la compañía “trabaja de manera cercana con organizaciones anti-tráfico y otras compañías de tecnología” y que además reportan todo tipo de “explotación sexual” al Centro Nacional para los Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés).

Según informamos ayer, en la denuncia, la mujer relata que en 2012 se hizo amiga de una persona en Facebook que parecía conocer muy bien a su círculo social y obtuvo la confianza suficiente para invitarla a charlar cuando estaba vulnerable luego de tener una discusión con su madre.

Al recogerla en su casa, esta persona agredió físicamente a la mujer, la violó y publicó las imágenes en un sitio llamado Backpage.com, el cual ya había cerrado a principios de este año por el FBI, tras las numerosas denuncias por tráfico sexual.

Más en TekCrispy