Getty Images/AWL Images RM

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, acusó específicamente a siete oficiales de la Dirección Principal de Inteligencia Rusa (GRU), por hackear, robar y publicar información de varias agencias antidopaje tanto estadounidenses como de otros países.

“La acusación alega que ​​Yermakov, Malyshev, Badin y otros conspiradores no identificados, que usaron servidores proxy y perfiles falsos para investigar a las víctimas, enviaron correos electrónicos fraudulentos y compilaron, usaron y monitorearon los servidores de comando y control de malware“, afirmó el Departamento de Justicia.

A los funcionarios también se les acusa de lavado de dinero, fraude electrónico y Robo de identidad agravado.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de EE.UU, la campaña de ataques y divulgación de información se realizó para tomar represalias debido a la expulsión de varios atletas rusos por oponerse al control antidopaje durante las olimpiadas.

Pero estos no solo se dirigieron a las organizaciones antidopaje de los Juegos Olímpicos, ya que otros reportes señalan que los funcionarios rusos también atacaron la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en La Haya en abril, así como otros ataques cibernéticos rusos en todo el mundo.

Una declaración conjunta de la primera ministra británica, Theresa May, y su homólogo holandés, Mark Rutte, dijo que la supuesta trama demostraba que “la GRU no tiene en cuenta los valores globales y las reglas que nos mantienen seguros“.

No es la primera vez que EE.UU denuncia interferencia rusa en los últimos años, de hecho el Fiscal especial y ex director del FBI Robert Mueller, es el responsable de una investigación acerca de la actividad rusa durante las elecciones presidenciales del 2016.

Cabe destacar que de los funcionarios acusados del reciente ataque, surgen tres nombres importantes: Yermakov, Malyshev y Badin, quienes también fueron identificados por Mueller por su interferencia en las polémicas elecciones del 2016.

Más en TekCrispy