La disputa comercial y política entre Washington y Pekín parece no estar preparada para acabar. Un escandaloso informe de Bloomberg ha revelado que el gobierno asiático ha implantado microchips en servidores utilizados por compañías estadounidenses como Apple y Amazon para realizar labores de espionaje en suelo norteamericano.

La publicación asegura que estos chips fueron instalados por la compañía china Super Micro durante la fabricación de los servidores utilizados por estas empresas estadounidenses. Citando diversas fuentes asociadas al caso, Bloomberg afirmó que estas labores de espionaje se están llevando a cabo desde el año 2015, y fueron confirmadas por un grupo de investigadores independientes antes de que EE.UU interviniera para las pesquisas correspondientes a través de sus agencias federales.

La cantidad de compañías afectadas por este microchip de espionaje asciende a 30, y tanto Apple como Amazon han intervenido tras el informe de Bloomberg para negar cualquier sugerencia de que han colaborado con otro gobierno para espiar a EE.UU. En este sentido, Apple afirmó en un comunicado:

Estamos profundamente decepcionados de que en sus relaciones con nosotros, los reporteros de Bloomberg no hayan estado abiertos a la posibilidad de que ellos o sus fuentes estén equivocados o mal informados. Nuestra mejor suposición es que están confundiendo su historia con un incidente reportado en 2016 en el que descubrimos un controlador infectado en un solo servidor Super Micro en uno de nuestros laboratorios. Se determinó que ese evento único fue accidental y no un ataque dirigido contra Apple.ç

Por su parte, Amazon negó estar consciente de que su cadena de suministro estuviese comprometida con chips maliciosos o hardware modificado. En este sentido, aseguró que han evaluado nuevamente sus registros de compra del servidor chino de Super Micro, incluyendo la auditoría del mismo por parte de terceros, sin encontrar pruebas que respalden la existencia de un chip malicioso.

Instagram expone por accidente datos de usuarios en texto plano

Además, China se ha pronunciado al respecto a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, instando a que se realice una investigación transparente sobre las acusaciones que ha realizado el medio estadounidense, a fin de forjar relaciones más constructivas para la construcción de un espacio informático seguro y ordenado.

Más en TekCrispy