Esta mañana, Bloomberg publicó un reportaje en el que mencionaba que China había utilizado microchips en servidores de Apple y Amazon para espiar en los Estados Unidos. Ahora, Apple publicó en su página un comunicado en respuesta a las acusaciones de manera detallada.

En el comunicado titulado ‘Lo que Businessweek publicó incorrectamente sobre Apple’, la compañía explica que el reporte es erróneo y que  las alegaciones sobre la implantación de microchips chinos en sus servidores “no son verdaderas”.

“No hemos encontrado chips maliciosos”

Destacan que antes de que Bloomberg publicara la historia, Apple envió el comunicado al medio, en el que aseguran que, a pesar de toparse con informaciones –algunas vagas, algunas elaboradas– que señalan un incidente con respecto a la seguridad de Apple. Al respecto, la compañía se defendió explicando que “nunca encontró chips maliciosos, ‘manipulaciones de hardware’ o vulnerabilidades plantadas a propósito en ningún servidor” y que tampoco conocen ninguna investigación del FBI al respecto.

Tal como reportáramos en la publicación de esta mañana, la compañía espera que el medio haya confundido la historia con un incidente reportado en 2016 en el que Apple descubrió un chip infectado en un servidor Super Micro en uno de sus laboratorios, y que el mismo se trató de un hecho accidental y no un ataque dirigido hacia Apple.

Rigurosidad en la seguridad

Según Apple, sus ingenieros manejan rigurosas medidas de seguridad para cerciorarse de que sus sistemas son seguros. “Apple siempre ha creído en la transparencia sobre las maneras en que manejamos y protegemos la información”, asegura la compañía en el comunicado al afirmar que siempre están fortaleciendo sus sistemas contra ataques sofisticados de hackers y cibercriminales que buscan hacerse con la información de la compañía.

Por último, la compañía niega la información destacada en el reportaje de Bloomberg  que menciona que “Apple reportó el incidente al FBI pero se guardó detalles sobre lo que había detectado de manera hermética, incluso internamente”.

Al respecto, aseguran que nadie en la compañía ha escuchado de tal investigación y que además Bussinessweek se negó a proveerlos con información sobre el caso para monitorear los supuestos descubrimientos al respecto.

Como cierre del comunicado, Apple afirmó que no está bajo ninguna orden ni obligaciones de confidencialidad con respecto al caso.

Más en TekCrispy