Por mucho que quieran acabar con él, BitTorrent no muere. Puede que haya pasado periodos en los que parecía que iba a desaparecer para siempre, pero siempre encuentra la manera de resurgir. Así lo demuestra un estudio realizado por la compañía de equipos de red, Sandvine, en un reciente estudio sobre el estado del internet a nivel global.

En un estudio previo de Sandvine, las aplicaciones que dominaban el mundo eran Netflix, YouTube. Facebook y BitTorrent, y aunque hoy siguen permaneciendo como los grandes jugadores del gran tablero digital, la diversificación del internet ha cambiado un poco el panorama. Veamos cómo ha fluctuado el tráfico de subidas y descargas de contenido a lo largo de los últimos años.

A mayor cantidad de opciones, mayor el tráfico de subida y descargas

2011, un año en el que los servicios de streaming eran aún un terreno no tan conocido por tantas personas. Para ver sus series o películas favoritas, los usuarios preferían descargarla de internet. Las cifras así lo demuestran: de acuerdo con Sandvine, para ese año, el porcentaje de subida de BitTorrent alcanzaba 59.68% en Europa.

Luego, cuatro años más tarde, en 2015, Netflix se volvió un boom y ver series y películas ya no era un proceso tan difícil. Ahora las personas podían simplemente pagar una cuenta para acceder a su contenido favorito de manera legal y cómoda.

Esto se reflejó claramente en las cifras, pues ya el porcentaje de subida de BitTorrent había caído en picada hasta un 21.08%. Todo el mundo pensó que el sitio de descargas estaba próximo a desaparecer, pero no fue así.

A raíz de la proliferación de tantos servicios de streaming que siguieron a Netflix como Hulu, YouTube Premium, y los tantos propios de canales como HBO o Fox –y los más recientes como DC Universe–, han traído nuevamente a la vida a BitTorrent, registrando un 32% de subida en Europa y Medio Oriente.

¿Por qué existe este fenómeno? Si bien este tipo de servicios permite que los usuarios accedan cómodamente al contenido, al ser pagos, no muchas personas están dispuestas –ni tienen los medios para hacerlo– a suscribirse a tantas plataformas.

Dicho esto, las personas escogen un servicio al cual suscribirse y todo lo demás lo obtienen vía BitTorrent. También pesa que algunos de estos servicios no estén disponibles fuera de los Estados Unidos.

Juego de streaming

Un ejemplo que refleja este caso muy bien es el de ‘Juego de Tronos’.  Según destacan en el reporte, la serie producida por HBO es una de las que tiene más descargas en todo el mundo. Cuando una nueva temporada está en curso, cada episodio está disponible casi inmediatamente al término del episodio.

A pesar de que HBO tiene su propio servicio de streaming para ver sus series, HBO GO, en realidad no es tan útil porque el usuario debe tener el canal a través de un servicio de televisión por satélite, y seamos sinceros: no todo el mundo tiene HBO en sus hogares.

El porcentaje de subida del gaming ha aumentado

Dentro de este gran panorama mundial, la industria de los videojuegos gana cada vez más terreno. En el reporte, Sandvine indica que “las descargas de los videojuegos tienen una cantidad creciente de descargas y Twitch forma parte de este ecosistema”.

Efectivamente, Twitch representa un 3.11% de tráfico de descargas, mientras que Steam tiene 2.84%. Con respecto al tráfico de videojuegos a nivel global, sorprendentemente ‘Fortnite’ se lleva el segundo lugar debajo de ‘League of Legends’, con una amplia brecha entre ellos. Mientras que fenómeno de Epic Games marca un 14.85% de tráfico, ‘League of Legends’ tiene 24.42%.

Esto es a nivel mundial, pero si observamos con lupa las regiones, ‘Fortnite’ es el rey del continente americano, ‘League of Legends’ el de Europa y Medio Oriente, y ‘PUBG’ se perfila como el rey de Asia y el Pacífico.

Cada vez el internet se vuelve más complejo por la cantidad de opciones disponibles, y aunque algunos usuarios no puedan acceder a estas nuevas opciones, siempre habrá una manera de llegar a ellas.

Más en TekCrispy