Se estima que 415 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes, y la prevalencia de úlcera del pie relacionada con la diabetes se encuentra en el orden del 4 al 10 por ciento, siendo la complicación más común relacionada con la diabetes que requiere hospitalización.

El riesgo de por vida de desarrollar estas úlceras entre las personas con diabetes se estima entre un 19 y un 34 por ciento. Si bien el manejo cuidadoso generalmente puede llevar a la curación de las úlceras en unas 12 semanas, un número significativo de estas lesiones no se curan en ese lapso de tiempo, lo que resulta en complicaciones adicionales, tales como la amputación.

Una mejor forma

Para prevenir las complicaciones de estas úlceras se requiere un plan de manejo integral para el cual los médicos deben identificar las lesiones que no sanan y concentrar sus esfuerzos para prevenir complicaciones.

La úlcera de pie diabético es la complicación más común relacionada con la diabetes que requiere tratamiento hospitalario.

La medición del área y la temperatura de una úlcera son eficaces para determinar su tratamiento y duración. Sin embargo, los métodos actuales pueden resultar inexactos, ya que muchos factores pueden interferir con el proceso de curación.

En este sentido, un equipo de investigadores del Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMIT) y de la Universidad de Melbourne, ha encontrado que las imágenes térmicas pueden predecir mejor el tamaño de la úlcera del pie diabético y la trayectoria de curación, en comparación a los métodos convencionales.

La trayectoria de curación de la lesión generalmente se determina comparando el área de la superficie en las semanas uno y cuatro utilizando una película de acetato o una regla médica. Si la tasa de reducción es más del 50 por ciento, se considera que está en una trayectoria de curación.

Para el estudio, los investigadores utilizaron imágenes térmicas para cuantificar el tamaño y predecir el estado de curación de úlceras recientemente desarrolladas.

Un estudio muestra que imágenes térmicas pueden predecir mejor el tamaño de la úlcera del pie diabético y la trayectoria de curación, en comparación a los métodos convencionales.

Método adecuado para la predicción

Los investigadores tomaron imágenes térmicas y en color de 26 úlceras neuropáticas relacionadas con la diabetes, entre las cuales 15 eran no curativas, de personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Los podólogos también midieron las lesiones manualmente durante cuatro semanas consecutivas.

Para medir el tamaño de la úlcera, las imágenes térmicas se segmentaron en áreas con temperatura similar. El tamaño del parche correspondiente al lecho de la herida se consideró el tamaño físico de la úlcera.

Esto fue más preciso que los métodos tradicionales. La investigación encontró que el área isotérmica del lecho de la herida era menor a las dos semanas en comparación con la línea de base, lo que correspondía a una reducción del 50 por ciento en el área de úlceras del pie diabético a las cuatro semanas.

Los autores expresan que este estudio demostró por primera vez que los mapas isotérmicos de las imágenes térmicas del lecho de la herida desde la semana uno a la semana dos eran adecuados para predecir la trayectoria de curación.

Referencia: Is Thermal Imaging a Useful Predictor of the Healing Status of Diabetes-Related Foot Ulcers? A Pilot Study. Journal of Diabetes Science and Technology, 2018. https://doi.org/10.1177/1932296818803115

Más en TekCrispy