La Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA, por sus siglas en inglés) ha dispuesto un nuevo módulo de aterrizaje sobre la superficie de Ryugu, un asteroide que está ubicado a más de 321 millones de kilómetros de distancia de nuestro planeta. Esto ocurrió gracias a su nave espacial Hayabusa 2, la cual alcanzó el asteroide en junio pasado, luego de una larga travesía de 3 años y medio.

Recordemos que hace un par de semanas, JAXA informó sobre el despliegue exitoso de sus dos robots Minerva-II 1a y Minerva-II 1b sobre la superficie de Ryugu, que tienen como objetivo capturar imágenes y estudiar la composición mineral del asteroide.

Ahora, Hayabusa 2 ha expulsado el robot MASCOT (Mobile Asteroid Surface Scout), que fue construido como parte de una colaboración entre el Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y la Agencia Espacial de Francia (Cnes). De esta forma, JAXA ha repetido la hazaña alcanzada con su primer módulo de aterrizaje sobre Ryugu. Tra-Mi Ho, gerente del proyecto y miembro del instituto de sistemas espaciales del DLR, se mostró entusiasta con el logro, afirmando:

No podría haber sido mejor (…) Desde la telemetría del módulo de aterrizaje, pudimos ver que se separó de la nave nodriza y se estableció contacto con la superficie del asteroide aproximadamente 20 minutos después.

Según un informe de la BBC, para lograr este nuevo hito Hayabusa 2 redujo la altitud desde su ubicación inicial al menos unos 20 kilómetros por encima de Ryugu desde el día de ayer. Los investigadores afirman que cuando la nave alcanzó los 52 metros por encima de la superficie del asteroide, dejó caer a MASCOT hacia la superficie de Ryugu, de 900 metros de ancho.

El módulo de aterrizaje MASCOT cayendo sobre la superficie del asteroide Ryugu / Foto: DLR.

Al parecer, la caída no fue un problema, ya que la gravedad es muy baja. En concreto, Mascot pesa 9.6 kilogramos, y ya ha comenzado a investigar la temperatura y las características minerales del asteroide, tal y como estaba estipulado.

Más en TekCrispy