Desde épocas antiguas, el ser humano se ha preguntado hasta qué punto puede controlar a voluntad sus decisiones. En este sentido, el concepto del libre albedrío se ha puesto en tela de juicio. Así, desde algunos campos, como la religión, se defiende la existencia del libre albedrío; mientras tanto, desde la ciencia, se niega su existencia.

Independientemente de la postura que se asuma sobre este tema, la mayoría de las personas siente que tiene control sobre sus decisiones. Al respecto, gracias a una investigación reciente, se sugiere que ciertas estructuras cerebrales están encargadas de la sensación de tener libre albedrío.

Trastornos de la voluntad

Este descubrimiento estuvo a cargo de Ryan Darby, un Neurólogo y Neurocientífico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville. Así, al estudiar ciertas lesiones cerebrales, descubrió que un área de nuestro cerebro nos permite sentir que tenemos control total de nuestras acciones.

Específicamente, las lesiones estudiadas fueron el síndrome de extremidad alienígena y el mutismo acinético. El síndrome de extremidad alienígena se trata de un cuadro en el que los pacientes perciben que una de sus extremidades se comporta de formas ajenas a su voluntad, como si no tuviesen control sobre ella.

Por su parte, el mutismo acinético es un trastorno caracterizado por la incapacidad de moverse o hablar a voluntad. Así, los pacientes pueden llevar a cabo actividades básicas, tales como comer, pero en una especie de piloto automático; por ejemplo, pueden masticar la comida, sin darse cuenta de que han iniciado estos movimientos.

Estos dos trastornos están asociados a lesiones cerebrales, sin embargo, no existen patrones consistentes. Entonces, para comprender el fenómeno, los investigadores llevaron a cabo una técnica llamada mapeo de redes de lesiones.  Para ello, mapearon las lesiones cerebrales de un gran conjunto de imágenes cerebrales de pacientes con este trastorno.

Posteriormente, trazaron mapas de estas lesiones, a fin de determinar las redes cerebrales asociadas a dichos trastornos. De esta forma, si bien hubo una alta variabilidad, se pudieron identificar algunas redes cerebrales.

Adicionalmente, esta información fue comparada con datos de personas que habían perdido algún tipo de movimiento voluntario luego de recibir estimulación cerebral temporal. Curiosamente, las redes responsables de la pérdida del movimiento voluntario coincidieron con las redes asociadas a las lesiones estudiadas.

Estructuras cerebrales asociadas al libre albedrío

En cuanto al mutismo acinético, la mayoría de las redes neuronales dañadas se encontraban en la corteza cingulada anterior; esta estructura está asociada a los movimientos voluntarios. Por su parte, en las personas con síndrome de extremidad alienígena, la superposición de redes se encontraba en la unión temporoparietal.

La unión temporoparietal es una estructura cerebral asociada a la conciencia de sí mismo y a la voluntad. No obstante, la mayor superposición de redes entre todos los casos estudiados se observó en un área cerebral poco conocida llamada precuneus, asociada a la conciencia de sí mismo.

Si bien este descubrimiento no responde a la pregunta del libre albedrío, se tienen pistas respecto a las áreas cerebrales responsables de la sensación de que realmente somos libres de controlar lo que sucede.

En pocas palabras, se propone que estas redes están asociadas a los movimientos voluntarios y a la percepción de que tenemos libre albedrío. No obstante, los investigadores resaltan la importancia de seguir investigando, a fin de tener mayor claridad sobre los resultados.

Referencia: Lesion network localization of free will, (2018). https://doi.org/10.1073/pnas.1814117115

Más en TekCrispy