Japón es uno de los países que más está confiando sus recursos a las asociaciones para fabricar coches, y la prueba más reciente de ello la ha dado Honda, que ha establecido una alianza con General Motors (GM) para fabricar un coche autónomo a través de Cruise Automation, una subsidiaria del grupo GM.

En concreto, Honda anunció que invertirá US$ 2,75 mil millones en GM Cruise, la unidad de GM dedicada a fabricar coches autónomos. Ambos fabricantes ya han creado una sociedad previa para fabricar coches diésel, y el pasado mes de junio anunciaron que estaban creando baterías para coches eléctricos con las que esperaban conquistar el mercado estadounidense.

Según el anuncio de ambas compañías, el objetivo tras esta alianza es desarrollar un coche autónomo cuya producción sea masiva para su despliegue comercial a nivel global. Para ello, Honda ha prometido comenzar invirtiendo US$ 750 millones y posteriormente US$ 2 mil millones durante un período de 12 años en este proyecto.

A través de un comunicado, Seiji Kuraishi, vicepresidente ejecutivo de Honda, afirmó:

Honda eligió colaborar con Cruise y General Motors por su liderazgo en tecnología de coches eléctricos y autónomos y nuestra visión compartida de un mundo sin emisiones y sin colisiones.

El pasado mes de mayo, SoftBank también anunció que formaría parte del proyecto, al adquirir el 20 por ciento de las acciones de GM Cruise por un monto de US$ 2,250 millones. En ese momento, General Motors afirmó que utilizaría el dinero invertido en la creación de un servicio de taxis autónomos en una ciudad importante del mundo para el año 2019, sin embargo, no se conocieron más detalles sobre este tema.

Lo cierto, es que GM es actualmente un líder indiscutible del sector de los coches con tecnología de conducción autónoma, a través de Waymo, la firma de Google. Como resultado de esta alianza con Honda, las acciones de GM subieron más de un 5 por ciento.

Más en TekCrispy