El robo de más de 50 millones de cuentas de Facebook ocurrido el pasado viernes, donde piratas informáticos lograron hacerse con los tokens de inicio de sesión de la red social, se ha convertido en un problema mayor al de Cambridge Analytica.

Y es que un reporte reciente señala que el DPC (Comisionado de Protección de Datos de Irlanda), principal regulador de Facebook en la Unión Europea, inició este miércoles una investigación tras este ataque cibernético masivo, donde según confirmó la compañía habían sido robados los códigos de inicio de sesión de casi 50 millones de cuentas de Facebook.

La DPC ha mencionado en un comunicado que esta investigación examinará que Facebook cumpla a cabalidad con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que entró en vigencia en mayo de este año, y cuya violación acarrea la imposición de multas del 4 por ciento de los ingresos globales o 20 millones de euros.

En particular, la investigación examinará el cumplimiento de Facebook con su obligación en virtud del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) para implementar medidas técnicas y organizativas adecuadas para garantizar la seguridad y la protección de los datos personales que procesa

La GDPR impone multas muy severas para las compañías que no siguen las reglas y que además no revelen las violaciones dentro de las 72 horas posteriores al descubrimiento, por lo que Facebook cumplió con esta orden y notificó a la DPC de la violación a la cual fueron sometidos.

En este sentido, el DPC mencionó que la compañía de Zuckerberg se encuentra realizando su propia investigación interna y que ésta continúa a fin de tomar medidas correctivas y mitigar el riesgo potencial para los usuarios.

Además, Facebook añadió que este martes los investigadores habían determinado que los hackers solo accedieron a las cuentas de Facebook y no accedieron a otros sitios que implementan el inicio de sesión único con redes sociales.

Esta investigación puede resultar muy preocupante para Facebook ya que, plantea la posibilidad de sanciones para la firma en virtud del Reglamento general de protección de datos de la UE, pero tal y como vemos Facebook está listo para colaborar y salir lo mejor parado de este inconveniente.

Más en TekCrispy