Mitele

Binance, la casa de cambio de criptomonedas más grande del mundo, habría apoyado a varios proyectos de criptomonedas a tener mayor exposición. Asimismo, ahora la compañía estaría interesada en invertir en startups que sirvan para impulsar la adopción masiva de los activos digitales, siendo TravelbyBit el más reciente en recibir hasta 2.5 millones de dólares de parte de la empresa.

Esta compañía australiana utilizará estos fondos para introducir un nuevo sistema de pagos basado en puntos de ventas que utilicen tecnología blockchain, y los mismos se instalarán en los aeropuertos más importantes del mundo.

Sobre esto, Changpeng Zhao, CEO de Binance, resaltó que la clave para la adopción masiva de las criptomonedas es facilitar soluciones en la vida real que le permitan a la gente utilizarlas cuando las necesiten.

Además, comentó que no hay mejor forma de desarrollar este modelo que mediante los viajes, especialmente cuando alguien se dirige a un país extranjero en el que no cuenta con la divisa local.

“Busca TravelbyBit, utilizas tus monedas (esperemos que principalmente Binance Coin) y las utilizas. Empecemos con los aeropuertos y luego nos expandimos. A largo plazo, TravelbyBit comparte nuestra visión y valores, y estamos emocionados por trabajar juntos y desarrollar una economía basada en blockchain,” continuó.

Los viajeros podrán utilizar sus criptomonedas en todos los aeropuertos participantes de este programa, además de visitar tiendas en las que puedan realizar pagos, seguros y rápidos utilizando sus puntos de venta. Por el momento, TravelbyBit soporta pagos en Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) y Litecoin (LTC). En el futuro, también añadirán Binance Coin (BNB).

En relación con esto, Caleb Yeoh, CEO de TravelbyBit, comentó: “Los pagos en blockchain tienen la habilidad de lograr que el comercio global sea muy eficiente al eliminar la fricción de las múltiples comisiones de cambio de divisa,” añadiendo que estarían trabajando en conjunto con las tiendas minoristas más importantes de los aeropuertos alrededor del mundo para que todos sus clientes puedan pagar con una simple moneda sin importar en dónde estén.