Una enzima le permite a las bacterias entrar en un estado de hibernación para escapar de la acción de los antibióticos.

Cuando el organismo es atacado por bacterias patógenas, los médicos suelen recetar tratamientos basados en antibióticos. Sin embargo, por diversas razones, estos tratamientos pueden no ser tan eficaces como se espera.

Al respecto, es mucho lo que se ha hablado sobre cómo el abuso de los antibióticos ha producido que las bacterias muten, volviéndose resistentes a estos medicamentos.

Científicos advierten que la resistencia a los antibióticos podría estar esparciéndose por el aire

Sobre este tema, un equipo de investigadores ha identificado una enzima que promueve un estado de hibernación en las bacterias. Esto hace que se escondan en una especie de estado latente, evitando la acción de los antibióticos.

Infecciones recurrentes

La investigación en cuestión fue dirigida por Kenn Gerdes, un Profesor del Departamento de Biología de la Universidad de Copenhague.  Así, junto a su equipo, se dedicó a estudiar las respuestas de las bacterias ante los antibióticos.

Específicamente, centrándose en la bacteria Escherichia coli, descubrieron un mecanismo a partir del cual las bacterias evaden la acción de los antibióticos. De esta forma, una vez que el peligro ha pasado, vuelven a activarse, atacando el organismo.

En este sentido, se observó que cuando la E. coli infecta el tracto urinario, luego del tratamiento basado en antibióticos, cuando se supone que la infección ha sido combatida eficazmente, la infección se reactiva, pues los microorganismos empiezan a propagarse nuevamente.

De esta manera, empleando un método innovador para investigar el funcionamiento de las bacterias en estado inactivo, descubrieron que estos microorganismos tienen una enzima que promueve un estado de hibernación que les permite evitar la acción de los antibióticos.

Al entrar en un estado de hibernación, las bacterias evaden la acción de los antibióticos

Los antibióticos funcionan al atacar la capacidad de las bacterias de crecer. Por lo tanto, si estos microorganismos entran en un estado de hibernación, se libran de la acción de los antibióticos.

En este sentido, se observó que la enzima descubierta promueve un estado de supervivencia en las bacterias, haciendo que estén temporalmente inactivas.

De esta manera, como las bacterias están inactivas , el antibiótico no cumple su función contra ellas, por lo que escapan de su acción. Finalmente, cuando el antibiótico ha dejado de surtir efecto, las bacterias salen de este estado de hibernación, retomando sus funciones infecciosas en el organismo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no significa que las bacterias en hibernación son resistentes a los antibióticos. Más bien, en realidad, son temporalmente tolerantes a estos, ya que al dejar de crecer, sobreviven a su principio activo.

Científicos advierten que los agentes patógenos se hacen más infecciosos por el aumento de la temperatura

En síntesis, se sugiere que la recurrencia de determinados tipos de infección bacteriana puede deberse a la capacidad de estos microorganismos de entrar en un estado de hibernación para escapar de la acción de los antibióticos.

Por último, de acuerdo a los investigadores, estos resultados representan una buena base para desarrollar mejores antibióticos que ataquen a las bacterias a pesar de que se oculten en el cuerpo.

Referencia: The kinases HipA and HipA7 phosphorylate different substrate pools in Escherichia coli to promote multidrug tolerance, (2018). https://www.doi.org/10.1126/scisignal.aat5750

Más en TekCrispy