El pasado viernes, Facebook anunció a través de su blog que un grupo de hackers desconocidos podrían haber accedido a 50 millones de cuentas de usuarios de la red social debido a una vulnerabilidad en el código de su plataforma. En ese momento, la compañía explicó que el fallo de seguridad se basaba en la característica ‘Ver cómo’, que permite a los usuarios ver cómo lucen sus perfiles desde la vista de otra persona.

Posteriormente, un grupo de usuarios demandó a la empresa de Mark Zuckerberg por negligencia con respecto a la seguridad de su plataforma, lo que dejó expuestos los datos privados de los usuarios. En la demanda, presentada ante un tribunal federal de California, en EE.UU, los usuarios afirmaron que Facebook ocultó las medidas de seguridad inapropiadas que condujeron al fallo.

Ahora, en declaraciones a Reuters, Facebook afirmó que sus investigadores determinaron que los hackers no lograron acceder a aplicaciones o sitios de terceros que utilizan los datos de inicio de sesión de la red social. En concreto, Guy Rosen, vicepresidente de seguridad de Facebook, dijo en un comunicado:

Analizamos el acceso de terceros durante el tiempo del ataque que hemos identificado. Esa investigación no ha encontrado evidencia de que los hackers hayan accedido a ninguna aplicación que use el inicio de sesión de Facebook.

El temor sobre el posible acceso a las apps de terceros surgió a raíz de las declaraciones del propio Rosen el viernes pasado, cuando dijo que los hackers también habrían accedido a los sitios que permiten que los usuarios iniciar sesión con su cuenta de Facebook.

Facebook lanza actualización para sus dispositivos portátiles

Por su parte, Reuters asegura que los sitios y plataformas que utilizan el inicio de sesión de Facebook confirmaron también que no se identificó ningún indicio de violación de datos en sus servicios. Más allá de lo que sugieren los informes, lo cierto es que la evidencia de que Facebook no ha priorizado la privacidad de sus usuarios es cada vez más fuerte, no sólo en escándalos como el de Cambridge Analytica, sino en vulnerabilidades como ésta que no benefician para nada la imagen de la empresa.

Más en TekCrispy